El copiloto del avión de Germanwings que se estrelló en los Alpes franceses buscó por internet información sobre métodos para suicidarse hasta la víspera de la tragedia, así como sobre el funcionamiento de las puertas de las cabinas de vuelo, comunicó este jueves la fiscalía de Düsseldorf.

Esta información se desprende de los contenidos encontrados en el ordenador incautado en unos de los domicilios de Andreas Lubitz, añadieron estas fuentes.

Hallan la segunda caja

La segunda caja negra del A320 fue encontrada este jueves por los investigadores, indicaron a Efe fuentes de la investigación.

Esta segunda caja negra, que contiene el registro de los parámetros de vuelo del avión, fue encontrada por los gendarmes que desde hace diez días trabajan en el lugar del accidente donde murieron los 150 ocupantes del vuelo que unía Barcelona con Düsseldorf.

A la espera de ser entregada a las autoridades judiciales, la caja negra se encuentra en el cuartel general de campaña situado en la localidad de Seyne-les-Alpes, a proximidad del lugar del drama, agregaron las fuentes.

La segunda caja negra deberá completar los datos obtenidos de la primera, encontrada el día mismo del siniestro, y que contiene las grabaciones registradas en la cabina del avión.

Diferentes compensaciones

Las familias de los pasajeros que murieron a bordo del vuelo de Germanwings probablemente recibirán indemnizaciones totalmente diferentes dependiendo de su nacionalidad, de dónde compraron el billete y de cuánto ganaban, pese a que todos compartieron el mismo destino, dijeron abogados.

Los reclamos se pueden presentar en el lugar en el que se compró el billete, en el país de origen de la aerolínea, en tribunales del destino del pasajero o en la nación de origen del viajero.

Pero en el caso de tragedias aéreas, las cantidades por daños morales varían según el país, siendo las de Estados Unidos las que tienden a recibir sumas mayores, seguidas por las europeas y las asiáticas.

El abogado James Healy-Pratt, de Stewarts Law LLP, que asesora a las familias de los que murieron en los accidentes de Malaysian Air la semana pasada, dijo que los padres británicos que perdieron a un hijo mayor de edad pueden esperar una compensación de unas 20.000 libras (unos 30.000 dólares), mientras que los padres estadounidenses podrían esperar cobrar 1,5 millones de libras.

Germanwings no sabía del "episodio depresivo"

Germanwings dijo que no estaba al tanto de que el copiloto Andreas Lubitz había sufrido una depresión durante su formación como piloto.

Los investigadores creen que el copiloto del avión, Andreas Lubitz, se encerró en la cabina A320 dejando al comandante fuera y estrelló intencionadamente el vuelo 9525 que curía la ruta entre Barcelona y Dusseldorf contra las montañas francesas el pasado 24 de marzo.

La aerolínea alemana Lufthansa, matriz de la empresa de bajo coste Germanwings, confirmó el martes que sabía que Lubitz había sufrido un episodio de "depresión severa" hace seis años antes de terminar su formación como piloto, pero dijo que desde entonces había superado todos los controles médicos.

Una vocera de Germanwings, donde Lubitz empezó a trabajar en septiembre de 2013, dijo el jueves que la empresa desconocía este episodio.