Setenta y seis años después de su nacimiento Nicaragua entera le rinde homenaje. Sus restos descansan en la Plaza de la Revolución de Managua, pero su legado vive y brilla en el corazón de todos los nicaragüenses.

Carlos nació un 23 de junio, día en que Nicaragua celebra el Día del Padre, por lo que el pueblo lo recuerda de manera muy especia, no sólo por encarnar al revolucionario idealista, sino también al hombre común, al hombre que aspiraba ser libre para darle libertad a su patria.

“Carlos es el faro de esta revolución. Carlos desde temprana edad tuvo esa decisión inclaudicable de entregar toda su energía y hasta su propia vida por este cambio que hoy estamos realizando en Nicaragua, por esta lucha que hoy estamos haciendo contra la pobreza, contra la extrema pobreza, por esta lucha que se está haciendo de restitución de derechos, sobre todo para los más pobres de este país”, manifestó el diputado Edwin Castro, jefe de la Bancada Sandinista en la Asamblea Nacional, durante la entrega de una ofrenda floral por parte de los diputados y diputadas en el mausoleo del héroe nacional.

Un mar de flores para Carlos

Este sábado al igual que los parlamentarios sandinistas, miles de nicaragüenses, trabajadores del Estado y funcionarios de las diferentes instituciones del gobierno llegaron a este lugar a rendirle homenaje al Comandante en Jefe de la Revolución.

Una de ellas fue la alcaldesa de Managua, Daysi Torres. “Carlos Fonseca es una luz en el camino a la revolución que trajo al pueblo la restitución de valores, la restitución del derecho a ser digno a nuestro pueblo. Es el que ha traído paz, que nos ha dado reconciliación”, destacó la edil.

Sin embargo, el mejor legado de Carlos es su compromiso de lucha, la cual se sigue al pie de la letra 76 años después de su nacimiento, esta vez de la mano del gobierno del comandante Daniel Ortega Saavedra, el cual ha puesto en práctica todos los principios revolucionarios que dejó Carlos.

Así lo expresó la comerciante Cristina Sánchez, coordinadora de los ocho mercados de Managua, para quien Carlos es la inspiración del trabajador nicaragüense.

“Carlos siempre está con nosotros, está en nuestros corazones. Sus pensamientos, sus enseñanzas siguen con nosotros. Y eso lo estamos viendo con este gobierno, con el comandante Daniel que está haciendo realidad todo lo que Carlos dijo”, aseguró Sánchez.

Los miles de nicaragüenses que asistieron este sábado al mausoleo de Carlos también depositaron flores en la tumba del comandante Tomás Borge Martínez, quien recientemente falleció luego de toda una vida de lucha en defensa de la patria.

Renovación de compromisos

Pobladores de diferentes puntos del país, comerciantes capitalinos y trabajadores de distintas instituciones del Estado y empresas privadas, se volcaron al Mausoleo de Carlos Fonseca, para depositar una justa ofrenda floral al Comandante en Jefe de la Revolución.

Una de estas instituciones fue la Secretaría de la Presidencia (SEPRES), cuyos trabajadores ofrecieron un homenaje al Comandante en Jefe de la Revolución Popular Sandinista, Comandante Carlos Fonseca Amador, en la que destacaron su legado revolucionario.

Al acto fueron invitados el Procurador de Derechos Humanos Omar Cabezas, los artistas Richard Loza y Anthony Mathews, el Ballet Infantil Nicarahuatl y trabajadores de la SEPRES. El acto se desarrolló en el marco de las celebraciones del Día del Padre y por el natalicio del comandante Carlos Fonseca Amador.

Manuela Contreras, coordinadora del Consejo de Liderazgo Sandinista (CLS) de la SEPRES, brindó sus palabras para felicitar a los padres y destacar el rol de padre que le tocó vivir a Fonseca Amador, al comandante Tomás Borge y el que ejerce el Presidente de la República comandante Daniel Ortega Saavedra con sus hijos.

“Rosario y Daniel, desde el Frente y al frente de la Revolución, nos han inculcado por medio de las capacitaciones partidarias y gremiales para que promovamos en Nicaragua, un modelo efectivo de Cariño, con Respeto y Dignidad, para ponerlo en práctica desde la sociedad todos los días”, dijo Contreras al abrir las celebraciones de los trabajadores de la SEPRES.

Agregó: “Nuestra Revolución Sandinista ha puesto de manifiesto y en primer orden, las responsabilidades alrededor de la familia, como la Salud, el amor a la Vida, la solidaridad en la comunidad y la educación, como bastión para que las nuevas generaciones defiendan nuestra soberanía en todos los foros internacionales con criterios muy nicaragüenses y en franco rechazo a la injerencia imperialista, algo que el Comandante Carlos Fonseca también nos enseñó”.

Por su parte el Procurador de Derechos Humanos, manifestó que el Comandante Carlos Fonseca Amador, abrió el camino de lucha y enseñó al pueblo de Nicaragua como derrotar a una de las dictaduras más criminales de la historia.

“A pesar de sus impedimentos físicos, de no tener buena vista, fue un hombre autodidacta, siempre estuvo al frente y no rehuyó al enemigo, ofrendó su vida por ser libres”, estimó Cabezas.