Familias católicas de la ciudad colonial, volvieron a vivir este miércoles santo, el Vía Crucis Acuático sobre las mansas aguas del Lago Cocibolca, celebrando más de 35 años de tradición, fé y religiosidad.

Los isleños granadinos surcaron las aguas del Gran Lago de Nicaragua, rezando, leyendo las meditaciones y conmemorando la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo en las 15 estaciones que comprende este Vía Crucis.

“Sabemos en la biblia que Cristo caminaba sobre las aguas de Galilea, y también Cristo quiere caminar sobre el Lago Cocibolca, para bendecirnos y protegernos”, expresó el obispo de Granada, Jorge Solórzano.

El líder religioso indicó que esta vez el Vía Crucis tiene como objetivo pedir a Dios y hacer un llamado a la humanidad a cuidar el medioambiente; además para que las familias se unan en la fé durante estos días santos.

“Tenemos que amar cada día más a Jesucristo. En la biblia dice que hay tiempo para todo. Tiempo para divertirse, tiempo para rezar, tiempo para amar y perdonar. Estos días Santos son tiempo para Dios”, manifestó.

El Vía Crucis Acuático es todo un acontecimiento para las familias católicas granadinas, sobre todo para los isleños y pescadores oriundos, quienes decoran sus pequeños botes con las frutas con las que preparan el almíbar, tales como mangos, jocotes y papayas.

También embellecen sus botes con hermosos racimos de flores de sancuanjoche, el corozo y las palmitas; visten a sus hijos de personajes bíblicos emblemáticos como Jesús, pilatos, barrabás, Dimas y otros.

La compañera Janice Ruiz, Viceministra del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), indicó que el Gobierno Sandinista ha acompañado estas celebraciones religiosas con su modelo de Fé, Familia y Comunidad.

Los feligreses, indicaron que este vía crucis lo desarrollan con mucho amor, para recordar que Cristo está vivo en cada uno de los corazones, desde cada una de las pequeñas islas por las que van transitando.

“Son cinco años que tenemos de celebrar esta tradición. Nos gusta que los niños representen lo que el Señor vivió, que sepan que sufrió por nosotros y se sacrificó por nuestros pecados”, sostuvo la pobladora Gloria Martínez.

La compañera Julia Mena, Alcaldesa de Granada, destacó que en esta tradición, se suman turistas nacionales, extranjeros, fieles devotos, y familias de todas partes del país.

“Es una tradición, una cultura, y algo que disfruta la población. Y fortalece las creencias religiosas y culturales que tenemos, y que promovemos desde nuestro Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional”, manifestó.

Autoridades del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) indicaron que al igual que el Vía Crucis Acuático de Granada, esta institución viene apoyando 292 actividades recreativas y religiosas en todo el país, durante esta Semana Santa.