Un gran jurado federal acusó formalmente el senador Robert Menéndez (demócrata por Nueva Jersey) por cargos de corrupción pública, publica este viernes en su sitio web el periódico Huffington Post.

Según la AP, Menéndez enfrenta 14 cargos.

Añade que el legislador fue investigado por el FBI por haber recibido artículos de valor a cambio de favores oficiales a su amigo y donante, el médico dominicao Salomón Melgen, que a su vez está siendo investigado por fraude al Medicaire.

Las informaciones difundidas por varios medios estadounidenses indicaron que el influyente legislador por Nueva Jersey supuestamente usó su oficina en el Senado para impulsar los intereses empresariales de su amigo personal, el doctor Salomon Melgen, quien vive Florida.

Menéndez ha negado las acusaciones y el caso podría derivar a cuestiones relativas al alcance de la "libertad de expresión y el debate", una cláusula de la Constitución que hace muy difícil que los miembros del Congreso sean procesados ​​por sus actos oficiales, y a los investigadores federales acceder a materiales que pueden implicar a los congresistas.

El senador de Nueva Jersey nunca informó de los vuelos que tomó en el jet de Melgen en 2010, pero dijo que reembolsó al donante de cerca de 60.000 dólares a principios de 2010.

Los investigadores también han examinado si Menéndez violó la ley al tratar de ejercer presión sobre el Gobierno de la República Dominicana para que cumpliese un contrato con la compañía de seguridad portuaria que posee Melgen.

En ese momento, la agencia de Protección y Control de Aduanas de EE.UU. consideraba donar equipos de seguridad portuaria a la República Dominicana, lo que habría puesto en peligro el contrato que tenía la empresa de Melgen.

Además, en 2010, Menéndez viajó dos veces a la República Dominicana como invitado de Melgen, y tres años más tarde, cuando salió a la luz que no había declarado esos desplazamientos, reembolsó al médico 58.500 dólares por los gastos del viaje.

Menéndez es uno de los políticos más reaccionarios en EEUU en contra de los procesos revolucionarios que surgen en América Latina y el Caribe.

En 2012, Menéndez y Melgen fueron protagonistas de otro escándalo, cuando el FBI hizo una redada en un complejo en West Palm Beach propiedad del doctor y amigo del senador, bajo sospecha de que éste le proporcionaba al senador viajes gratuitos a República Dominicana y prostitutas menores de edad.