Fieles católicos acudieron este miércoles 1 de abril a la Catedral de Managua, para participar en la Misa Solemne en honor a la Sangre de Cristo, oficiada por Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Leopoldo José Brenes.

En su mensaje, Brenes invitó a los fieles a reflexionar cómo la sangre de Cristo es parte de ese misterio eucarístico, de ese don maravilloso que Cristo ha querido darnos, derramar su sangre hasta el extremo, como nos recuerda el evangelio.

“Su Sangre es fortaleza para todos nosotros, al igual que su cuerpo es la sangre derramada por Jesús, que queda presente en el gran misterio de la eucaristía” dijo el Cardenal Brenes.

Su Eminencia Reverendísima dijo que el Jueves Santo por la tarde los fieles católicos celebran la fiesta de la cena del Señor y se conmemora la institución de la eucaristía; cuando Cristo en aquella cena común propia del tiempo, partiendo el pan convirtió aquello en lo que sería su cuerpo.

“Considero una dicha poder celebrar ese misterio con la imagen de la Sangre de Cristo que nos lleva a ese encuentro íntimo profundo, personal con Jesucristo”, afirmó el Cardenal.

Días de reflexión

Durante la Misa en Honor a la Sangre de Cristo, Su Eminencia destacó que estos días de Semana Santa, son días de reflexión para las familias.

“Estamos en el penúltimo día del tiempo de Cuaresma que iniciamos el Miércoles de Ceniza y el Santo Padre en su mensaje nos decía: vivan este tiempo de Cuaresma como un proceso de conversión del corazón”.

Mensaje para los conductores

Luego de la Santa Eucaristía, el Cardenal Leopoldo aprovechó para enviar un mensaje de reflexión en esta temporada de Semana Santa, fecha en que las familias además de participar de las actividades religiosas, también visitan los diferentes balnearios del país.

“Quiero hacer mucho énfasis y unirme a la solicitud de la Policía en que se maneje con mucho cuidado y precaución; las familias deben designar que el que va a manejar que no tome. Mi gran preocupación son los accidentes de tránsito. Yo les pediría a los conductores de manera especial mucha reflexión y a las personas que no se atrevan a viajar con un conductor en estado de ebriedad”.

“Me da mucho dolor, he sabido en estos días cuantas personas han fallecido ahogadas por imprudencia y exceso de alcohol. La exageración nos lleva a lamentar esos hechos”, señalo.

“Como dicen las sagradas escrituras, hay tiempo para todo, tiempo para reír, para llorar y tiempo para divertirse y yo creo que en nuestros balnearios siempre tenemos una capilla donde se ofrecen los servicios religiosos en Semana Santa, por lo tanto invitamos a los visitantes a dedicar un tiempo para Dios”, finalizó.

Foto: Archivo