El volcán Villarrica, en la central región chilena de La Araucanía, podría evolucionar a un nuevo pulso eruptivo debido a la inestabilidad del macizo, informó hoy el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin).

A través de un comunicado, el organismo indicó que en la pasada noche se produjeron varias explosiones estrombolianas en el sistema volcánico, lo que indica una progresión del proceso superficial y obliga a no descartar la posibilidad de otra erupción.

La mayor de las explosiones de la víspera, según el reporte del Sernageomin, se elevó 300 metros sobre el nivel del cráter y expulsó material balístico hasta una distancia de 500 metros sobre las laderas del coloso.

El pasado 3 de marzo, el Villarrica erupcionó con gran magnitud por primera vez desde 1984, tras días de incremento en su actividad.

La erupción condicionó varias medidas como la evacuación de casi cuatro mil personas, el cierre de caminos y la suspensión de clases.

Ante la permanencia de la actividad volcánica y la posibilidad de una nueva erupción en el corto plazo, el Sernageomin mantiene la alerta naranja en la zona.