La Policía Nacional presentó los resultados de las investigaciones realizadas ante la denuncia de la ciudadana Suyen Roxana López Chevez, por supuesto abuso sexual por parte de un jefe policial mientras se encontraba detenida.

López Chevez, de 23 años, fue detenida en la delegación del Distrito IV el día 25 de febrero acusada del delito de Extorsión por lo que fue remitida al Ministerio Púbico al día siguiente de ser apresada. Suyen fue dejada en libertad por orden judicial el 12 de marzo.

El Comisionado General Pablo Emilio Avalos, Inspector General de la institución, expresó que una vez que López fue dejada en libertad, se presentó la denuncia de violación ante la dirección de la Comisaría de la Mujer, Niñez y Adolescencia, hechos que según la denunciante ocurrieron los días 5 y 6 de marzo en horas de la madrugada.

“Denuncia (Suyen López) que el día 5 en horas de la madrugada llegó un oficial y la agredió verbalmente, el día 6 por la madrugada dice que el mismo oficial la extrajo del área de celdas y la llevó a la oficina de Requisa donde plantea fue abusada”, informó el Comisionado General Avalos.

Avalos indicó que una vez se conoció de la denuncia de López se procedió a realizar las respectivas investigaciones a fin de aclarar los hechos y confirmar la declaración brindada por la joven Suyen Roxana.

“La ciudadana López fue remitida al Instituto de Medicina Legal para ser valorada física y sicológicamente, se realiza un experimento investigativo relacionado a las ubicaciones de supuestas a la escena, acceso al área de celda, condiciones ambientales del local, hora e iluminación del área donde supuestamente sucedió el hecho. Se investigó recorridos y lugares visitados por un funcionario que fue denunciado, se comprobaron todas esas”, dijo Avalos.

El Inspector General de la Policía Nacional, aseguró que de acuerdo al dictamen del Instituto de Medicina Legal no se encontraron lesiones relacionadas con el hecho mencionado, la comisión de peritos no encontró alteraciones sicológicas relacionadas al hecho, se determinó que las dos puertas de acceso a las celdas generan un fuerte ruido que difícilmente puede pasar desapercibidos al abrirse tanto por las personas detenidas como por el personal del área de Control de Detenidos, que la extracción e ingreso de los detenidos es vigilado por los mismos reos y que las cuatro compañeras de celda de López afirmaron que esta nunca fue retirada de su celda en horas de la noche y madrugada.

Asimismo, manifestó que las entrevistas realizadas a las 18 personas que laboran en la institución determinan que el funcionario señalado de protagonizar el delito denunciado por López, este no se encontraba en la institución en las fechas y horas señaladas en la denuncia.

“Permaneció fuera de las instalaciones, tuvo el día 5 una asamblea comunitaria en el barrio San Cristóbal y el día 6 en el Selim Shible y llegó a última hora hasta llegar de nuevo a la delegación distrital hasta el día lunes, lo tenemos confirmado, hicimos todos los recorridos y no se encontraron evidencias e indicios del hecho denunciado, lo que se le dio cierre administrativo a esta denuncia”, apuntó el jefe policial.