La temporada de Semana Santa inició este lunes y el Ministerio de Salud (MINSA), a través de sus 176 puestos de mandos ubicados a nivel nacional estarán brindando sus servicios a la población.

Con el funcionamiento de las líneas de emergencias 1800-1919 y 1800-3131, la población podrá contar las 24 horas del día con este servicio para hacer efectivas sus denuncias, sugerencias y quejas en caso de no ser atendido en las unidades de salud.

“Las personas pueden llamar de forma gratuita desde sus casas o desde cualquier teléfono móvil, durante la temporada de Semana Santa se activaron estas líneas, las que están orientadas a brindar respuestas rápidas e inmediatas, a su vez se mantendrán en función una vez finalizada la Semana Mayor. Una vez que nosotros recepcionamos los datos de quien llama, así como la situación que se está presentando, nosotros de forma inmediata llamamos al sitio que está relacionado con la queja”, destacó el Doctor Carlos Sáenz, Director de Vigilancia de Salud Pública.

En los tres primeros días de funcionamiento de las líneas de emergencia, se reportan un total de veinte llamadas relacionadas con el tema de salud, entre las principales causas de llamada se destaca la presencia de enjambres de abejas, personas en estado de ebriedad protagonizando alteraciones, problemas en las tuberías de aguas residuales, entre otras situaciones que perjudican de manera directa e indirecta a la población.

“Siempre en nuestro puesto de mando central hay un equipo recepcionando las llamadas, contamos con la presencia de un médico en el equipo de guardia y en caso de que algún ciudadano llame solicitando asistencia médica de forma inmediata, él estará brindando recomendaciones vía telefónica, si no, facilitará las condiciones para que reciba atención de una de las unidades de salud más cercanas” añadió.

Así mismo, el Minsa ha instalado 265 puestos móviles que forman parte del Plan Verano, los que se ubican en los balnearios y centros de recreación, garantizando de esta manera el bienestar y la salud de los nicaragüenses.