Si usted es de los que gusta comerse su almíbar en Semana Santa, lo más indicado es que visite los diferentes mercados de Managua o del municipio donde resida, pues cada uno se encuentra abarrotado de las diferentes frutas de temporada, a precios módicos.

Igual si se le antoja una sopa marinera, un pescado frito o un rico arroz con camarones, puede buscarlos en el mercado Israel Lewites, sitio donde llegan estos sabrosos manjares del mar totalmente frescos.

La señora María Gloria Martínez oferta en el costado oeste del Mercado Israel Lewites, en su pequeño puesto puede encontrar de una sola vez, los sabrosos jocotes, el atado de dulce, la papaya verde, la docena de mango, así como jugosas y dulces sandías o melones.

“Ya es Lunes Santo y hay que pedir bendiciones al Señor Jesús, que la gente cuide a sus niños”, recomendó doña María Gloria y después nos pudo decir que las frutas de la temporada están con sus precios estables.

“Acá en el Israel Lewites tenemos todo para el almíbar, los mangos, las groseas, las papayas verdes y tenemos los jocotes que 20 córdobas la bolsa, la papaya a 20 la unidad, los marañones tres en diez córdobas, el atado de dulce a 40. Son cincos cosas especiales para el almíbar, los precios de las frutas se mantienen, ni suben ni bajan”, reportó.

Pescados de todos los tipos

En este centro de compras puede comprar diversos tipos de pescado, como el pargo rojo, la macarela, o si quiere camarones, chacalines, también los encuentra en el Israel Lewites y particularmente en el puesto de doña Socorro Solórzano, quien vende estos productos desde hace muchas décadas.

“La Semana Santa la esperamos con ansiedad, porque es la fecha cuando nos defendemos (venden más), porque en el invierno es bien fría la venta, pero en Semana Santa uno se refresca porque estamos vendiendo”, dijo Socorro.

El pargo rojo o blanco estaba a 60 córdobas la libra, los chacalines a 80 córdobas la libra, la chuleta de pargo cuesta 100 córdobas, la curvina a 85, mientras el filete de tiburón a 75 córdobas. El pescado seco de Gaspar a 180 la libra.

“El pescado contiene mucho hierro, mucho fósforo y no es dañino porque no tiene grasa, es una carne blanca que a todo mundo le cae bien, no le perjudica en nada y la gente tiene que conocer los beneficios que da el marisco”, recomendó esta señora.

“Hay que comer pescado porque mejora la salud, tiene bastante fósforo, hierro y otras vitaminas. En Semana Santa compro el pargo rojo, la chuleta y la macarela, ahorita solo voy a comprar dos libras de pargo rojo y los invitamos a que compren pescado”, mencionó María, del barrio Batahola Sur.