Miles de leoneses iniciaron la Semana Santa con varias misas en celebración de San Benito de Palermo, en la Iglesia de San Francisco, histórico templo construido en 1643.

Desde la cinco de la madrugada los fieles se dieron cita en el templo, algunos vestidos con trajes blancos, para cumplir promesas por milagros atribuidos al santo milagroso.

Otros ingresaron al recinto religioso de rodillas, mientras oraban y agradecían a San Benito de Palermo la sanación de sus enfermedades.

Los fieles también colocaron velas de color negro ante la imagen del Santo y barrieron con mucha devoción la Iglesia San Francisco. La parroquia distribuyó en las misas matutinas varias decenas de escobas, aunque afuera del templo estas se vendían a precios módicos.

En la mañana se celebraron misas cada hora y por la tarde saldrá la tradicional procesión de San Benito de Palermo, que recorre las calles de León, en la que participa el Obispo Monseñor Bosco Vivas.