Muy cerca de Managua, en el municipio de Tipitapa se encuentran dos de los balnearios favoritos de los capitalinos: El Trapiche y El Trapichito. Ambos lugares este fin de semana lucieron repletos de familias de deseosas de disfrutar de las vacaciones de Semana Santa en un ambiente relajado.

Las frescas aguas y el ambiente copado de árboles de estos lugares son un alivio para las personas, quienes de esta manera pueden escapar del bochorno propio de esta época del año.

“Estamos pasándola muy ameno, refrescante debajo de estos árboles”, afirmó el señor Eduardo Sandino, quien llegó al Trapichito junto a toda su familia.

Este poblador capitalino llamó a los nicaragüenses a cuidar a sus hijos al momento que se introduzcan al agua. De igual manera instó a evitar consumir licor, pues, lo mejor es recrearse en familia de una manera sana.

Al respecto señaló que el alcohol es causante de muchas de las tragedias que ocurren en Semana Santa.

“Es mejor estar sobrio, y disfrutando”, indicó.

La señora Cristina Cruz también llegó a divertirse en estas aguas junto a sus tres pequeños hijos y coincidió en que estas fechas son para disfrutar de la alegría de estar en familia.

“Es importante venir a relajarse. Es una vez al año que uno lo hace”, expresó Cruz.

A estos lugares llegan decenas de vendedores a ganarse la vida ofreciendo a los veraneantes principalmente comida y refrescos.

“Aquí estamos vendiendo el vigorón, el chancho con yuca y las tajadas con queso. Nos está yendo bien gracias a Dios”, dijo la señora Jazmina Baltodano.

Para las familias es fundamental el dispositivo policial distribuido no solo en cada balneario sino en todas las carreteras, ya que esto evitará accidentes y actos violentos que vengan a enlutar la Semana Mayor.