Este fin de semana el Instituto Nacional de Defensa al Consumidor (Indec) se ha movilizado por las diferentes terminales de buses interlocales con el objetivo de verificar que las cooperativas de transporte mantengan los precios del pasaje y el buen servicio a los usuarios.

Cabe recordar que en años anteriores, en época de Semana Santa, la población se ha quejado de que los transportistas incrementan el precio del pasaje y sobrecargan las unidades, de tal manera que el Indec considera necesario garantizar que estas cosas no se vuelvan a dar.

Ricardo Vázquez, representante del Indec, afirmó que ellos como organización se están solicitando que la tarifa del transporte esté en un lugar visible de las unidades para que los usuarios puedan verificar que realmente se les está cobrando lo debido. De la misma forma, están verificando las condiciones mecánicas del vehículo ya que en esta semana hay una enorme demanda del servicio.

“Nosotros vamos a estar viniendo toda la semana para verificar que se esté cumpliendo con las disposiciones (del MTI)”, expresó Vázquez durante un recorrido por el Mercado Israel Lewites.

Para los usuarios estas inspecciones son muy importantes, ya que ayudan a mantener el orden en el transporte interurbano.

El incremento del pasaje “es un abuso, porque los precios se deben mantener”, señaló el poblador Nelson Velázquez.

Luis Calderón, viaja diariamente en los buses que van rumbo a San Rafael del Sur, y aseguró que en los últimos años los precios se han mantenido.

“El pasaje a Pochomil vale 29 córdobas y a San Rafael 24. Yo diario viajo y en Semana Santa no hay variación, eso era en años anteriores”, explicó.

Los transportistas consultados afirmaron que a lo largo de toda esta semana mantendrán el servicio, ya que hay una mayor afluencia de pasajeros. En cuanto al precio del pasaje, reiteraron que este no sufrirá ninguna variación en cumplimiento con los reglamentos del MTI.

De la misma manera se mostraron conscientes de la necesidad de conducir con precaución, sobre todo ahora que hay mayor cantidad de vehículos en las vías.

“Hay que andar con precaución, y el que maneja que no tome”, dijo Roberto Meza, conductor de los buses que viajan a las playas de Pochomil y Masachapa.