Con mucha devoción, miles de capitalinos participaron este Viernes de Dolores en la bajada de la sagrada imagen de la Sangre de Cristo, en la Catedral Metropolitana.

El acto de fervor continuó con el rezo del Vía Crucis en el que participaron miembros de las comunidades católicas de Managua.

“Este es un acto de fe y de penitencia, la bajada de la Sangre de Cristo es para nosotros un momento especial que nos recuerda el sufrimiento de Cristo en la Cruz”, dijo Arístides González, devoto de la Sangre de Cristo.

Este año la imagen iba acompañada por niños vestidos de ángeles en cada una de las esquinas de la peaña.

“Para mí, cargar esta sagrada imagen es algo especial, es una promesa que hice por la salud de mi mamá que gracias a Dios y a la Sangre de Cristo está muy bien”, dijo Esperanza Ruiz, una pobladora que participó en la cargada de la imagen.

Como es tradición, miembros del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Managua, custodiaron el ritual solemne en el interior de la Catedral de Managua.

Además, las familias asistentes gritaban consignas como “Viva la Sangre de Cristo” y “La Sangre de Cristo tiene Poder” mientras avanzaban con fe en la reflexión del misterio de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo.