El inicio de una nueva vida en un sitio tranquilo y seguro, es lo que les espera a más de 120 familias que fueron trasladadas la mañana de este viernes a Ciudad Belén, donde el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional que preside el Comandante Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo, les restituyó su derecho a una vivienda digna.

Luego de haber pasado cinco meses en el albergue La Menem, tras haber sido evacuados del anexo del barrio Rubén Darío a fin de ponerlas a buen resguardo ante los riesgos de inundaciones, estas familias han cumplido su sueño y desde este viernes habitarán en sus propias viviendas sin tener que preocuparse de llegada de la próxima temporada lluviosa.

“Más que nada le doy gracias a mi Dios que me está concediendo la oportunidad de tener una casa digna como ésta que nos está entregando el Gobierno, nuestro Presidente y sólo me resta pedirle a Dios que siempre sigamos teniendo un gobierno que se acuerde y apoye a los pobres, principalmente esta casa que será una herencia para mis hijos”, expresó Rosa María Pérez.

Pérez afirmó que esta es la primera ocasión que recibe una vivienda propia, dado que desde que decidió formar una familia se la ha pasado posando en casa de amistades y familiares, sin embargo el Gobierno Sandinista le ha cumplido su sueño de ser la propietaria de una casita que le brindará seguridad a ella y su familia.

“Primeramente darle gracias a Dios y al Gobierno porque le que pasamos en esos albergues fue difícil y gracias a Dios ya estamos en nuestras casas, estamos muy contentos por mis hijas, mi familia y ahora debemos cuidarla y procurar hacerle mejoras”, comentó Alejandra del Carmen Aburto Álvarez.

María Esther Aburto dijo sentirse muy contenta de recibir esta nueva vivienda donde retomará una vida con normalidad y tranquilidad junto a sus hijos y su esposo.

“Ahora voy a estar en mi casa gracias a Dios, yo no la hubiera podido comprar, mis hijos ya tienen algo donde se puedan quedar”, añadió Aburto, quien señaló que su nuevo compromiso es cuidar de esta vivienda para poder heredarle un bien a sus hijos.

Cabe señalar, que para el traslado de estas 120 familias fue importante la colaboración del Ejército de Nicaragua a través de la Defensa Civil que puso a disposición 170 efectivos militares de la Unidad Humanitaria de Rescate (UHR), la Brigada de Infantería Mecanizada, el Comando de Apoyo Logístico y la Escuela Nacional de Sargentos.

“Unidades que están disponiéndose de la técnica y el personal militar para realizar el traslado de etas familias para el cargue y descargue de sus bienes materiales y animales domésticos”, indicó el Teniente Coronel Mario Rivas Pérez, jefe de la sección de Defensa Civil Managua.