En junio de 2014 la Asamblea Nacional aprobó en su totalidad el Código de la Familia, mismo que entrará en vigencia el próximo 8 de abril y para lo cual este Poder del Estado está desarrollando una labor de comunicación y divulgación de este nuevo instrumento de justicia familiar a fin de que sea conocido no sólo por las instituciones del Estado, sino también por todos los sectores de la sociedad.

“Queremos mostrar que el Código de Familia reconoce el derecho de protección a todas las familias nicaragüenses, a las familias del campo, a las familias de la ciudad. Este Código ofrece protección a cinco grupos priorizados, a los niños y las niñas, a las mujeres, a las personas con discapacidad, las personas adultas mayores y a las personas declaradas judicialmente incapaces”, explicó el diputado sandinista y vicepresidente de la Comisión de Asuntos de la Mujer, Juventud, Niñez y Familia, Carlos Emilio López.

El legislador nicaragüense detalló que el Código de la Familia contiene un libro completo, dedicado a los adultos mayores en búsqueda de estos sean atendidos con preferencias en las instituciones públicas y privadas, que sean considerados como ciudadanos de oro, no sufran discriminación a lo interno de la familia y sean reconocidos en cuanto al aporte que ellos han dado a la sociedad.

“Hay un catalogo de derechos reconocidos para los adultos mayores, se reconocen derechos para todos los niños, todas las niñas, este Código establece que no puede haber discriminación en materia de filiación tal y como lo señala la Constitución, es decir que no hay hijos de primera, segunda y tercera categoría, todos los hijos tienen los mismos derechos, sean hijos del matrimonio o no sean hijos del matrimonio y todos los hijos tienen derecho a recibir la pensión alimenticia”, indicó López.

Según López, este Código cambia el proceso judicial de casos de familia, que pasará de ser escrito a oral, de lento y complicado a ser ágil, sencillo y rápido con dos únicas audiencias, la primera para presentar las litis y una segunda para que la autoridad judicial dicte la sentencia.

“Todas las mujeres que tienen pendientes juicios de familias o que interpondrán en un futuro juicios de familia sobre divorcios, pensiones alimenticias, sobre asuntos de vivienda familiar, los juicios serán agiles, rápidos y con prontitud tendrán una sentencia judicial. Esta justicia de familia es una justicia gratuita, una justicia ágil, una justicia de calidad, una justicia universal, una justicia sin discriminación para todas las mujeres de Nicaragua”, puntualizó López.

El Código de la Familia crea los Juzgados de la Familia, la Sala de la Familia en el Tribunal de Apelaciones, en la Corte Suprema de Justicia y también crea la Procuraduría de la Familia, que estará adscrita a la Procuraduría General de la República.