Un grupo de jóvenes arqueólogos del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC), presentó este jueves los resultados de las investigaciones realizadas en los terrenos donde la Desarrolladora Xolotlán construye la Urbanización Las Delicias, a orillas del Lago de Managua, donde fueron encontradas valiosas piezas arqueológicas que datan del año 500 antes de Cristo y 300 después de Cristo.

“Ahí se han recuperado gran cantidad de datos que nos permitirán acercarnos al conocimiento de la historia antigua de Managua, partiendo de reconstruir esas dinámicas sociales que nos antecedieron y eso lo vienen logrando los compañeros, las compañeras arqueólogas a través del análisis de los diferentes materiales que conforman el registro arqueológico y sus diferentes contextos”, expresó la directora del INC, Vilma de la Rocha.

Roberto Sirias, director del Proyecto Las Delicias, indicó que este estudio se inicio en el año 2008 bajo la supervisión y rescate de algunos arqueólogos del INC y en una segunda etapa de construcción de la urbanización se está realizando un estudio arqueológico que ha incluido la recuperación de cierta información valiosa para Nicaragua como un horno prehispánico cerrado y algunos fragmentos de una cerámica con la cera de abeja todavía incrustada.

“El sitio Las Delicias es uno de los sitios más importantes que tenemos para la región de Managua, sobretodo porque fueron asentamientos que se ubicaron a la orilla del Lago, estos sitios nosotros los tenemos catalogados, según la cronología, entre el 500 antes de Cristo y el 300 después y es importante porque desde ese periodo podemos ver grandes centros poblaciones porque en nuestro trabajo hemos encontrado más de 100 entierros y eso es un indicativo de la cantidad poblacional que se asentó en la zona, pero además de los entierros encontramos ajuares funerarios, lo que nos indica que Managua durante ese periodo era muy importante, muy poblada y que se ubicaron a la orilla del Lago porque tenían todo a su favor”, dijo William Vázquez Moreno.

De la Rocha detalló que producto de las investigaciones de los arqueólogos se han documentado rastros domésticos de pisos de viviendas, hornos y artefactos míticos que indican que en esa época había un procesamiento de granos como el maíz y de corteza de arboles, así como para la obtención de fibras para la elaboración de hamacas y redes de pesca.

La funcionaria del INC afirmó que todavía queda pendiente la fase de clasificación, identificación y procesamiento de los datos recuperados que permitan hacer inferencias pertinentes y llegar a la fase de interpretación sobre los aportes de esos descubrimientos a la historia de Nicaragua, a los orígenes de los primeros asentamientos humanos en Managua.

Jorge Zambrana, responsable del Departamento de Arqueología del INC, reveló que esos hallazgos son producto de la investigación desarrollada durante un año de excavaciones en la zona, para lo cual se ha contado con el apoyo de la urbanizadora, esperando que en periodo de dos años se concluya el trabajo de recopilación de datos.