A escasos días de iniciar las vacaciones de Semana Santa, comerciantes del Mercado Roberto Huembes siguen ofertando productos para que este verano la población luzca un atuendo propio de la temporada, los que varían en sus diseños, colores, tallas y precios, garantizando de esta manera que nadie se quede sin lucir las últimas tendencias veraniegas.

Para quienes gustan lucir su hermosa figura están a la venta trajes de baño de dos piezas y para las más conservadoras hay trajes de una sola pieza y los coloridos pareos, en el caso de los varones, las camisolas y shores no pueden faltar, pero para los más atrevidos las tangas de colores están en sus diferentes tamaños.

“Los trajes de baño para mujeres y niñas los tenemos en varios precios desde los 150 córdobas hasta los 200, para los varones hemos creado paquetes especiales conformados por una tanga o bóxer junto a su camiseta a precios de entre los 380 córdobas hasta los más baratos en 250. Los pareos están siendo bastante comprados así como los sombreros. Nosotros seguimos a la espera de nuestra clientela a quienes atenderemos amablemente y les brindaremos precios acordes a sus bolsillos” señaló Chester Guido.

Además de disfrutar de las refrescantes aguas de los diferentes balnearios, los nicaragüenses durante las vacaciones acostumbran consumir dulces y alimentos tradicionales, muchos de ellos siendo parte de las recetas típicas de la cultura gastronómica del país, por tal razón, en este centro de compras, los comedores y dulcerías ofertan variedades de platillos y postres, a bajos precios y con la exquisitez suficiente.

“Estamos ofreciendo arroz con Gaspar, pescado frito, sopa de queso, pinol de iguana, los precios varían según el tamaño en el caso de los pescados, el arroz con Gaspar cuesta 80 córdobas, la taza de sopa a 70 córdobas. La población está viniendo desde los días miércoles a disfrutar de estos platillos que son parte de nuestra tradición de Semana Santa, las ventas han sido buenas y sabemos que la población se va satisfecha con nuestra atención” afirmó María Elieth Rodríguez.

“En la Semana Santa la gente acostumbra consumir almíbar, curbasá, cajetas de coco y tomar el popular pinolillo, nosotros estamos ofertando la libra de estos dulces a 120 córdobas y el pinolillo a 50 córdobas la libra, los días en los que hay más frecuencia de compradores son entre el lunes y miércoles santos, previo a que las familias se vallan a las playas o al interior del país, ya nosotros estamos preparados esperándolos para que disfruten de nuestras recetas” concluyó la comerciante Mónica Baltodano.