Las autoridades del Ministerio de Educación realizaron un recorrido por varios centros educativos de Managua con el objetivo de verificar el cumplimiento de las políticas educativas y evaluar el inicio del año escolar 2015.

Salvador Vanegas, asesor del Presidente en temas de educación, señaló que esta es una etapa para revisar la organización, funcionamiento, desafíos, y problemas que hay en la organización y funcionamiento del año escolar 2015 para brindar las soluciones oportunas.

Vanegas que visitó el Centro Educativo Camilo Zapata, dijo que “la matricula avanza, ha crecido, hay problemas, hay desafíos y aquí estamos para dar la cara, estamos donde sucede el proceso educativo, donde se hace la calidad educativa en las aulas”.

Los jóvenes de 5to año que sostuvieron un breve encuentro con el asesor, destacaron que ahora cuentan con las herramientas necesarias para mejorar su aprendizaje.

“Yo no tengo ni una queja, porque el centro está con buena infraestructura. Nosotros también tenemos compromisos porque el gobierno está invirtiendo y nosotros tenemos que sacar adelante el país. Todo lo que está invirtiendo el gobierno nosotros tenemos que cosecharlo”, dijo Víctor Mercado, estudiante de 5to año, precedente del barrio Jorge Dimitrov.

Juan José Rodríguez, padre de familia, expuso que los problemas que han identificado en el centro han sido resueltos de manera positiva. Por eso “estamos satisfechos porque vemos que todo va avanzando. Vemos el sistema educativo más capacitado”, indicó.

En el centro referido, Vanegas dijo que se constató que hacen falta pupitres que fueron llevados a reparar por la dirección de infraestructura escolar, pero que los mismos serán entregados lo más pronto posible para garantizar las mejores condiciones a los estudiantes.

Asimismo, informó que algunos estudiantes todavía no cuentan con los libros escolares. En ese sentido, Vanegas se comprometió a enviar los textos para que los alumnos tengan sus herramientas de enseñanza completas.

Por su parte la Ministra Miriam Raudez, visitó la Escuela Rubén Darío, ubicada en el sector del barrio El Riguero.

“Este recorrido nos ha servido de mucho porque hemos tomado algunas medidas, nos ha servido el contacto con la población, con padres de familia. El objetivo es conocer cómo está implementándose la política educativa para tomar medidas de manera oportuna y que todo funcione”, indicó.

Raudez destacó todo el esfuerzo que el gobierno realizó para alcanzar la meta de matricula educativa, la cual todavía está abierta para que nadie se quede sin estudiar.

“Lo que se quiere es que los niños y niñas estén bien atendidos, que los padres de familia estén satisfechos con la atención que tengamos en esta escuela”, explicó.

Lorena González, directora del centro escolar, indicó que esa escuela atiende a 650 niños en todos los turnos. “Aquí la retención escolar ha sido muy buena y eso ha sido el resultado de buenas políticas educativas y programas como la merienda escolar y la entrega de útiles escolares a los niños y niñas”, explicó.