Un adolescente, de 17 años, del estado de Nueva Hampshire, EEUU, fue muy afortunado: pudo escapar sano y salvo luego que su auto quedó balanceándose sobre un puente que cruza el río Merrimack.

La policía estatal informó que el joven del poblado de Nashua perdió el control de su vehículo Honda Accord el sábado, golpeó un banco de nieve y voló para caer sobre la valla protectora de la estructura.

La parte trasera quedó colgada por encima del agua y la frontal plantada en la nieve al lado del camino.

El joven salió ileso del insólito accidente. De acuerdo a medios locales, los agentes investigan si el adolescente estaba distraído escribiendo mensajes de texto mientras manejaba y así se ocasionó el incidente. No obstante, las autoridades indicaron no estaba bajo los efectos del alcohol ni de las drogas.