“Debemos condenar, como en efecto condenamos estas maniobras, conspiraciones y complots seudo-jurídicos y políticos encaminados a destituir al Presidente Lugo, democráticamente electo”, expresó Moncada.

El diplomático nicaragüense aseguró la representación de Nicaragua y el Gobierno reafirman el conocimiento de la legalidad y legitimidad del Presidente Lugo, “a quien expresamos nuestro firme apoyo y solidaridad antes, durante y después de las maniobras conspirativas y de complots que realizan las cámaras legislativas de Paraguay”.

“Condenamos que se pretenda trastocar y subvertir el orden institucional y el normal funcionamientos de las instituciones de la sociedad paraguaya y del Gobierno constitucional del Presidente (Fernando) Lugo, mediante estas actitudes y acciones retrogradas”, agregó Moncada Colindres.

Moncada afirmó que el Presidente paraguayo, Fernando Lugo, debe terminar su mandato en un ambiente de paz, estabilidad y gobernabilidad para lo cual está siendo apoyado por el pueblo paraguayo y la comunidad internacional.

A continuación, palabras textuales del Embajador Moncada:

PALABRAS DEL REPRESENTANTE PERMANENTE DE NICARAGUA ANTE LA OEA,

EMBAJADOR DENIS MONCADA COLINDRES,

DURANTE LA SESION EXTRAORDINARIA DEL CONSEJO PERMANENTE

SOBRE EL TEMA DE PARAGUAY


22 de junio del 2012.

Señor Presidente

Señor Secretario General y Secretario General Adjunto

Señoras y Señores Representantes Permanentes y Observadores

Hoy nuestro centro de atención, preocupación y reflexión es la Hermana Republica de Paraguay, y su epicentro es la Cámara de Diputados y del Senado que amenazan la gobernabilidad y la estabilidad de Paraguay, poniendo en jaque al gobierno legal y legítimo del Presidente Fernando Lugo.

Estamos a las puertas de ver materializado un nuevo golpe de Estado, con otras modalidades, si se insiste en irrespetar a la autoridad del Presidente legalmente constituido, como expresión soberana de la voluntad de los ciudadanos paraguayos.  En años recientes actuaron fuerzas militares, fuerzas policiales y prefectos en golpes e intentonas golpistas; hoy en Paraguay la amenaza ha avanzado de forma vertiginosa, disfrazada y encubierta con un supuesto manto legal, que desde las Cámaras Legislativas diseñan y ejecutan aceleradamente un golpe de Estado parlamentario.  Es un juicio sumario, sumarísimo, y violatorio de todo Derecho.

Señor Presidente:

De nuevo la conspiración y el complot, enmascarado esta vez en el llamado “juicio político” contra el Presidente Lugo, amenaza el orden constitucional, la legítima gobernabilidad y la estabilidad en Paraguay, y también en la región.

Las conspiraciones y complots contra un gobierno legalmente electo son maniobras políticas golpistas, a todas luces ilegales e ilegitimas; y rompen el orden constitucional, atentan contra la voluntad popular y merecen el rechazo y la condena.

Ninguna Constitución política o Ley Suprema mandata, ni autoriza que un cambio de gobierno se haga a través de un golpe de Estado parlamentario; para ello están las elecciones y el cumplimiento de los períodos presidenciales establecidos.

Señor Presidente:

La OEA no puede, ni debe reconocer un gobierno que surja de la deformación de la legalidad y de una ruptura institucional.  Debemos condenar, como en efecto condenamos estas maniobras, conspiraciones y complots seudo jurídicos y políticos, encaminados a destituir al Presidente Lugo, democráticamente electo.

La Representación de Nicaragua, nuestro Gobierno, reafirma el reconocimiento de la legalidad y legitimidad del Presidente Lugo, a quien expresamos nuestro firme apoyo y solidaridad antes, durante y después de las maniobras conspirativas y de complot que realizan las Cámaras Legislativas de Paraguay.

Condenamos que se pretenda trastocar y subvertir el orden institucional y el normal funcionamiento de las instituciones de la sociedad paraguaya y del gobierno constitucional del Presidente Lugo, mediante estas actitudes y acciones retrogradas.

El Presidente Lugo debe terminar su mandato en un ambiente de paz, estabilidad y gobernabilidad, para lo cual esta siendo apoyado por el pueblo paraguayo.