Fieles católicos, creyentes del Señor de Esquipulas se dieron cita este domingo en el Santuario Nacional de Popoyuapa en el municipio de Rivas, para rendir tributo a esta milagrosa imagen que han denominado El Señor del Rescate, reafirmando de esta manera su fe y elevando peticiones por el bienestar de sus familias.

Aunque el propio día de la celebración del Señor de Esquipulas se desarrollarán este lunes 23 de marzo con la llegada de las carreteras peregrinas y una eucaristía oficiada por el Arzobispo de Managua, Cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano, movidos por la fe viajando en buses, autos, en carreta e incluso a pie los promesantes comenzaron a congregarse en el Santuario desde horas muy tempranas de este domingo para cumplir de esa manera sus promesas y contraer nuevos compromisos religiosos con el Señor del Rescate para que les lleve salud y tranquilidad en sus hogares.

El Padre Alfonso Alvarado Lugo, párroco del Santuario Nacional destacó las visitas que los fieles realizan al Señor de Esquipulas, misma que es manera de acercarse a Dios dado que la mayoría llega para agradecer por los milagros recibidos y otros para pedir se les haga un milagro en sus vidas, en la de un hijo, un hermano o algún otro familiar.

“La experiencia que vienen buscando es el encuentro más cercano con Jesucristo nuestro Señor y Popoyuapa en su santuario es precisamente un lugar privilegiado, donde encontramos a Jesús, donde podemos acercarnos más a Jesús y sobre todo donde podemos experimentar el amor infinito del Padre Celestial que nos ama sin condiciones y por eso nos dio a su hijo […] así que este santuario gracias a Dios tiene el ambiente y las condiciones para poder orar, para poder acercarse a Dios, para poder pedirle al Señor en nuestras necesidades”, manifestó el Padre Alvarado.

Rogelio Rodríguez, originario de Masaya, afirmó que todos los años se traslada hasta Popoyuapa para cumplir esas promesas adquiridas con Jesús del Rescate, agradeciendo todas las bendiciones que ha llevado a su vida como haberlo curado de las lesiones que sufrió tras un accidente.

“Yo le he tenido fe desde que sanó a mi esposo, ya que él tenía piedras en el riñón, grasa en el hígado y la próstata inflamada, y gracias a Dios de tanto pedirle se sanó y cuando le hicimos los últimos ultrasonidos mi marido salió bastante limpio de sus males, así yo le tengo fe al Señor del Rescate y por eso vengo todos los años”, comentó María Moraga, quien cada año dedica tiempo para visitar el Santuario del Señor de Esquipulas para agradecerle por haber sanado a su esposo.

Candelas en mano, Pablo Emilio González acudió nuevamente este domingo al Santuario del Señor del Rescate para pagar sus promesas de más de una década.
“Le ofrecí a él año con año pagarle de rodillas y yo estoy muy agradecido, este Señor me sacó de la cárcel donde yo estuve y es hasta la vez que yo voy bien, me siento bien y con fe todo se te da bien”, dijo González.

La joven Milagro Martínez visitó por primera vez el Santuario, donde llegó con la firme decisión de encomendarse al Señor de Esquipulas porque tiene la fe que Él le sanará y le ayudará a salir adelante y hacerle frente a todos sus males.

“Yo le vengo a pedir que me sane de mi enfermedad, que me ayude a que todo salga bien en los exámenes que me hicieron en días pasados”, añadió Martínez.