La Cámara Baja votó este jueves a favor de destituir a Lugo y horas más tarde el Senado anunció que el mandatario paraguayo, de 61 años de edad, sería enjuiciado este viernes a las 11H30 locales de este viernes (15H30 GMT) y se extenderá por cinco horas, tras las cuales habrá un veredicto.

Durante una hora y media unos cinco diputados en condición de fiscales leerán la acusación. Luego habrá un receso de una hora y al reiniciarse, Lugo sus abogados presentarán la defensa en un plazo máximo de dos horas. Posteriormente el Senado hará la valoración del descargo del mandatario y votará si lo destituye o lo absuelve.

La corresponsal de teleSUR en Paraguay, Amanda Huerta informó este viernes que los abogados de Lugo "han presentado un recurso sobre la inconstitucionalidad del juicio político, porque no le están dando tiempo suficiente para preparar su defensa (...) Exigen que se suspenda este proceso".

Asimismo, reportó que los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) están en Paraguay "de reunión en reunión para resolver esta crisis política".

Comentó que a las afueras del Legislativo "hay mucha gente que vino a apoyar al Presidente y califican este acto de golpista para sacar del tablero político a Fernando Lugo".

Huerta informó que las Fuerzas Militares "están acuarteladas esperando instrucciones de su Comandante en Jefe, hay policías desplegados en el Congreso, en el resto de la ciudad no se ha visto tanta presencia policial".

Tras conocerse la decisión de realizar un juicio político por 76 votos a favor, uno en contra y tres ausencias, Lugo anunció que no renunciaría al cargo y que "iré al Congreso con mis abogados a defenderme y espero que reine la racionalidad en los parlamentarios para que este presidente pudiese salir airoso del juicio injusto".

"Mi gobierno es aceptable por la mayoría'', enfatizó el Mandatario.

El pedido de juicio político a Fernando Lugo se produjo seis días después de la muerte de 17 personas en un enfrentamiento entre policías y campesinos durante el desalojo de una reserva forestal en Curuguaty, a uno 400 kilómetros al noreste de Asunción (capital).