China defendió hoy sus propuestas de establecer un cinturón económico por la milenaria Ruta de la Seda y una vía marítima con el Sudeste Asiático y rechazó acusaciones de que se trata de una herramienta geopolítica.

Esas posiciones fueron expresadas por el viceministro de Relaciones Exteriores Zhang Yesui al el Foro de Desarrollo de China celebrado hoy en esta capital.

Ambas iniciativas fueron propuestas por el presidente Xi Jinping en 2013 durante una gira por Asia con el objetivo de desarrollarlas sobre la base de consultas, construcción y beneficios conjuntos.

Se trata de una plataforma abierta e inclusiva para la cooperación regional que tendrá en cuenta la posición, intereses y conveniencia de cada parte, expresó Zhang.

También el funcionario se refirió a que el previsto Banco de Inversiones de Infraestructura de Asia financiará la construcción de infraestructura a lo largo de la otrora Ruta de la Seda, conforme las necesidades de la región y para complementar las instituciones similares existentes.

El Viceministro señaló que China y Estados Unidos comparten muchos intereses comunes y espacio para la cooperación en Asia-Pacífico, área de debe convertirse en prioridad a la hora de edificar el nuevo modelo de relaciones entre estos dos países.

Zhang expresó que China siempre ha respetado el orden internacional de posguerra con los preceptos de la Organización de las Naciones Unidas en su centro y aboga por la reforma de acuerdo con el desarrollo de las situaciones, la promoción de las relaciones democráticas internacionales y el gobierno global.