Autoridades del Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (SINAPRED) brindaron detalles de la situación sísmica de las últimas horas, en las que se presentaron una serie de eventos, siendo el de mayor magnitud el ocurrido a las 9:20 minutos de esta mañana con una magnitud de 5.1 en la escala de Richter a unos 80 kilómetros de las costas de los balnearios de la Boquita y Casares en Carazo.

El compañero Guillermo González, Asesor de la presidencia en Temas de Gestión y Riesgo, señaló en total se produjeron siete sismos, el último con una magnitud de 3.5 ocurrido a la una de la tarde, sin embargo, ante la situación las autoridades efectuaron la activación del Sistema Nacional de Atención y Prevención de Desastres de forma preventiva en la zona donde se originaron los acontecimientos.

“Por la ubicación de los sismos estamos muy próximos a la zona de subducción y siempre dentro del esquema de estar atentos y vigilantes se ha mantenido a los Comités Municipales y Departamentales atentos, pero únicamente bajo el esquema de vigilancia preventiva que deben tener en estas circunstancias” añadió.

Por su parte, Virginia Tenorio, del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER) afirmó que los movimientos se deben a una situación normal producto del choque entre las placas Coco y Caribe.

“El epicentro de los sismos estuvo en el choque entre las placas, exactamente a una distancia de 100 kilómetros de las costas de la Boquita, minutos después se produjo una serie de réplicas las que anduvieron por el orden de los 4.3 grados de magnitud, los siete sismos localizados dan una cierta inquietud en la población, pero queremos decirles que es un proceso normal que se produce a diario pero a menores escalas” afirmó.

Las autoridades hicieron el llamado a la población a mantener la calma y de manera preventiva tomar en cuenta las medidas de evacuación en caso de presentarse una situación similar y estar atentos a las indicaciones de las instituciones que forman parte del Sinapred.