La Directora de la Policía Nacional, Primera Comisionada Aminta Granera, afirmó que esta institución participará de lleno en la campaña de sensibilización nacional que está dirigida a evitar los accidentes de tránsito en el país.

La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, informó el jueves que el Gobierno Sandinista, en conjunto con las instituciones públicas, está implementando una fuerte campaña de sensibilización, a fin de crear conciencia entre los nicaragüenses, de que deben promover formas de conducir segura que eviten los accidentes, los cuales fueron catalogados como una calamidad que viene a enlutar a muchas familias.

“Por supuesto, el anuncio que hizo la compañera Rosario es para nosotros una orden, esto viene también directamente del Presidente Comandante Daniel Ortega, Jefe Supremo de la Policía Nacional, estamos dispuestos a trabajar intensamente en la prevención de los accidentes de tránsito, sobre todo en este periodo de Semana Santa, que es cuando ocurren el mayor número de accidentes”, dijo Granera, minutos después de salir de la misa de celebración de San José, celebrada por el Cardenal Leopoldo Brenes.

Agregó que la Policía Nacional y cada uno de sus [email protected] están dispuestos a tenderse en todas las carreteras, a realizar cursos, campañas de sensibilización para instar a los conductores y peatones a ser precavidos en las calles y avenidas del país.

“Recordemos que el factor fundamental en los accidentes de tránsito es el factor subjetivo, el conductor. El talón de Aquiles que tenemos en Nicaragua, son los accidentes de tránsito, tenemos aquí más muertos por accidentes de tránsito, que por asesinatos y homicidios”, indicó la jefa policial.

Indicó que la Policía Nacional aportará, apoyará y se sumará a esta campaña, porque está convencida que este problema debe ser asumido por [email protected]

“Los accidentes de tránsito son calificados por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) como la epidemia de la civilización actual y es un tema en el cual no solo la Policía debe disponerse a enfrentarlo, sino la comunidad en su conjunto, la familia, cuidando a los niñ@s para que no se nos zafen de las manos, tenemos que hacerlo los conductores en los colegios, los directores, en las universidades, las iglesias, los medios de comunicación, tiene que ser una campaña, una jornada como decía la compañera Rosario, intensiva, intensa en que todos nos comprometamos a reducir este flagelo”, señaló.

Granera aprovechó para enviar sus condolencias y lamentar la muerte de la niña Alba Jazmín Matute Rivas de 6 años, originaria de La Trinidad en Estelí. La menor iba a orilla de la carretera y al escaparse de las manos de su mamá, fue impactada por una patrulla policial que no pudo esquivarla.

Mejor un minuto tarde y no perder la vida

“Lamentamos profundamente el accidente el día de ayer en La Trinidad, donde murió una niña que atravesó la carretera y murió”, indicó Granera.

De igual manera se expresó el Cardenal Leopoldo Brenes, instando a los conductores y peatones a asumir actitudes responsables cuando se circule y camine por las calles, pues es preferible siempre llegar un minuto tarde y no perder la vida en un accidente.

Brenes aplaudió todas aquellas iniciativas que ayuden a reducir la cifras de lesionados y muertes por accidentes.

“Vivamos una actitud de responsabilidad, no hay duda que me llena de tristeza, porque cada accidente lo mínimo que deja es un golpeado y sabemos que un golpeado tiene fractura en el pie, que le rompe la mano y siempre es un dolor para la familia, pero lo más dramático es la muerte”, dijo Brenes.

Hizo un especial llamado a los motociclistas, pues las cifras policiales reflejan que están involucrados en la mayor cantidad de accidentes.

“Yo me uno a todos los sentimientos de la Policía Nacional, como también por parte del Gobierno a exhortar a aquellos hombres y mujeres que de alguna u otra forma andamos manejando, que lo hagamos con toda la prudencia debida, porque un minuto más o un minuto menos no nos va a quitar nada, porque alguien va corriendo por llegar y dos minutos después uno lo mira estrellado contra un poste. ¿Y qué ganamos? Nada… Entonces es mejor llegar tarde que nunca y sobre todo en este tiempo de Semana Santa”, recomendó Brenes.