Especialistas del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) y de la Unan Managua, analizaron los riesgos volcánicos de Nicaragua y revisaron las últimas investigaciones sobre el tema con la participación de estudiantes de Ingeniería Civil, Biología, Geología y Arquitectura.

Durante la sesión de trabajo académico se presentaron tres conferencias magistrales de investigadores del Instituto de Geología y Física de la UNAN Managua y del Instituto de Estudios Territoriales (INETER).

El Dr. Dionisio Rodríguez, director del Instituto de Geología y Física explicó que en ese foro se discutieron los riesgos que existen en el país, en cuanto a las amenazas volcánicas se refiere.

“Estamos revisando lo que hemos hecho, algunos trabajos que se han realizado en la cadena volcánica nicaragüense que sabemos que es muy activa”, añadió.

“También estamos revisando lo que podemos hacer, cómo podemos hacer en el futuro, nuevas investigaciones para de esta forma poder llegar a analizar el riesgo”, acotó.

“Cuando decimos riesgo estamos hablando de las amenazas y de las vulnerabilidades que tenemos en el país y (habría que conocer) cómo podrían afectar a las poblaciones que están más cercanas a la cadena volcánica nicaragüense”, dijo.

El experto señaló que los volcanes de Nicaragua forman parte de la cadena volcánica Centroamericana, que se formó como consecuencia de la subducción de la placa Coco y Caribe, que se ha venido formando desde el cuaternario, hace unos 2.5 millones de años, “esta cadena volcánica por esa razón es muy activa, porque todavía está en formación”, precisó el Dr. Rodríguez.

Recordó que todavía están en formación las diferentes estructuras volcánicas que tenemos en la región Centroamericana, desde la frontera con Guatemala hasta la frontera con Costa Rica y Panamá, y en territorios de El Salvador y Guatemala

“Estamos analizando en su conjunto todo esto porque la geología no puede ser fraccionada.... Hay que ver el contexto regional y los movimientos de las placas que están afectando a toda la región, y ver los otros problemas que son derivados como los deslizamientos”.

Ineter mejor preparado para monitorear amenazas

Por su parte, el Dr. José Armando Saballos, asesor de INETER, destacó que esa institución ahora está en mejores condiciones para monitorear las amenazas volcánicas y de otro tipo, gracias al apoyo brindado por el Gobierno del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, y también a las gestiones de cooperación con otros países hermanos.

“Los volcanes son los peligros más importantes en Nicaragua”, advirtió.

“Hemos crecido, precisamente, por la inversión del Gobierno, los convenios que el gobierno tiene con otros países, ahora contamos con instrumentos modernos, para medir gases, tenemos técnicas para combinar este tipo de estudios, sistemas satelitales, estamos más preparados”, dijo.

Hay que mantener vigilancia permanente

Mientras tanto, Javier Pichardo, Vicerrector de Investigación de la UNAN MANAGUA, subrayó la importancia de revisar los estudios realizados por los especialistas, de cara a la formación de los nuevos profesionales.

“El riesgo volcánico tenemos que estarlo monitoreando de manera sistemática y permanente, aquí existen una serie de volcanes que tienen un grado de peligrosidad muy alto, particularmente los que están activos” enfatizó.