En el marco del Primer Encuentro de Centroamérica y Caribe sobre prevención y atención a niñ@s, adolescentes y jóvenes en riesgo social, autoridades de las fuerzas policiales de la región, reconocieron la efectividad que ha tenido en Nicaragua, el modelo de Seguridad Ciudadana y Humana que promueve el Gobierno Sandinista, en conjunto con la Policía Nacional, la comunidad e instituciones públicas y privadas.

Participaron de la actividad, representante de las entidades o ministerios encargados de promover políticas públicas dirigidas a promover derechos de los niños, niñas y adolescentes. Por Nicaragua participó el Ministerio de la Familia, que junto a la Policía Nacional hicieron presentaciones del modelo de alianza entre todas las instituciones y los ciudadanos.

La viceministra de la Familia, compañera Xiomara Bello Noguera, presentó la Política de Fortalecimiento de la Familia que ejecuta el Gobierno Sandinista. Se habló también del trabajo que realiza la Comisaria de la Mujer y la Niñez de cara a promover buena convivencia en el hogar, como forma de erradicar la violencia intrafamiliar y reducir los delitos penados por la ley 779, Ley Integral Contra la Violencia Hacia la Mujer.

“Esta política es dirigida por 14 instituciones del sector justicia y la parte social de prevención. Esta comisión interinstitucional de prevención y atención de la violencia, está organizada por subcomisiones, una de prevención y otra de atención. Tenemos el mandato de echar andar está política, la ley 779 y su reglamento, lo que nos permite actuar de manera articulada, tenemos rutas tanto para la prevención y la atención”, destacó Bello.

En tanto el Subdirector de la Policía Nacional, Comisionado General Francisco Díaz, explicó las principales aristas del Modelo Preventivo, Proactivo y Comunitario que impulsa la institución pública, el cual se fundamenta en el Cristianismo, Socialismo y Solidaridad.

“Algo muy importante, el modelo de la Policía tiene rango constitucional (…) y tienen participación protagónica los habitantes de la familia y comunidad, esto significa que los protagonistas de la seguridad ciudadana, no es un tema exclusivo de la policía, el protagonista es la familia, la comunidad y el modelo de alianza y consenso”, señaló Díaz, agregando que eso ha permitido que Nicaragua sea uno de los países más seguros de la región.

“Para nosotros que venimos de Hondura es verdaderamente sorprendente este modelo, porque se acerca más a lo que es la responsabilidad de parte de la comunidad, no tanto que el policía cargue con todo el trabajo de prevención y combate del delito, aquí estamos observando que es la ciudadanía como tal, la que está trabajando para disminuir los índices delictivos significativamente”, señaló el Inspector de la Policía de Honduras, Mario Olivera, quien aseguró que su país ha tomado conciencia en la necesidad de cambiar el modelo de trabajo que han venido impulsando en el pasado, de cara a mejorar la seguridad.

En tanto Silvia Rucks, representante del Sistema de Naciones Unidas en Nicaragua, aplaudió el modelo policial nicaragüense, porque fundamentalmente involucra a las familias para promover prevención del delito y con ello la reducción de los delitos.

“Como Naciones Unidas estamos trabajando muy de la mano con la Policía Nacional, nos parece que es importante compartir con otros países y sabemos cómo es la seguridad ciudadana en Nicaragua por los indicadores tantos nacionales, como los que se manejan a nivel internacional, y la situación es muy diferentes a otros países, entonces creo que es muy pertinente preguntarse, porqué teniendo países muy cercanos, por ejemplo los del Triangulo Norte (Honduras, Guatemala y El Salvador) que tienen una situación preocupante y donde particularmente los niñ@s y adolescentes son los principales afectados, entonces lo que más nos da satisfacción es ese interés de otros países por conocer esta experiencia”, señaló Rucks.

El gobernador de la provincia de Panamá, Rafael Pinto, igual resaltó el interés que existe en Nicaragua en torno a la prevención del delito, así como el seguimiento con programas a jóvenes en riesgo. Resaltó que Panamá podría tomar las iniciativas y presentar una propuesta para implementarlo en un futuro cercano.

“Nos ha llamado muchísima la atención y sobre todo agradecemos la invitación del Gobierno de Nicaragua, para poder escuchar y ver una serie de estadísticas, las cuales dan una nota importante en materia de prevención, en materia de estrategias y planes que están aplicando con relación a lo que es la prevención (del delito)”, dijo Pinto.

De igual manera se les presentó a los visitantes las experiencias sobre las Consejerías Familiares y Comunitarias y el modelo de atención a jóvenes en riesgo impulsado por la Dirección de Asuntos Juveniles de la Policía Nacional. Este encuentro concluye el viernes con otra serie de exposiciones vinculadas al tema de la niñez y adolescencia.