El compañero Luis Benavides, Juez Séptimo de Distrito de Familia de Managua, informó este miércoles que este tribunal ha trabajado hasta febrero de 2015, en la resolución de 400 causas de pensión alimenticia.

“Aquí existe un plan permanente de resolver estos asuntos con la mayor rapidez posible, y más ahora que estamos a las puertas de la entrada en vigencia del Nuevo Código de Familiar”, refirió.

El especialista aseguró que estos procesos se realizan con la mayor rapidez posible, tomando en cuenta que los alimentos son un derecho vital de los niños, niñas y adolescentes.

Explicó que a veces se dificulta el trámite normal y expedito de las causas, sobre todo por los lugares señalados para enviar las notificaciones a los demandados por estos casos.

Indicó que además, en muchos casos, la situación económica de los demandados, hace que muchas causas sean difíciles en cuanto al fondo.

“Se reclaman derechos justos para el desarrollo integral de los niños, niñas y adolescentes; pero los demandados no tienen la capacidad suficiente para responder a esas expectativas”, señaló.

Benavides, refirió que se tiene que hacer un estudio para ver hasta dónde esas circunstancias de carencia del demandante, impiden que incumpla cabalmente con su deber; pero finalmente debe imponerse.

Explicó que actualmente con la Ley 143, Ley de Alimentos, todavía existe el criterio prudencial del juez.

“Nosotros valoramos, según la prueba, la posibilidad (económica) de los alimentantes, y las necesidades de los alimentistas, y en base a eso se establece una pensión adecuada”, expuso.

El Juez Séptimo de Distrito de Familia de Managua, detalló que el año pasado (2014) en total, fueron 2 mil 570 causas por pensión alimenticia.

El especialista manifestó que la población nicaragüense debe tener confianza del trabajo que desde el Poder Judicial y los Tribunales de los Juzgados de Familia se está desarrollando.