Dispuestos a salir ante cualquier llamado de emergencia, los miembros de la Dirección General de Bomberos (DGB) del Ministerio de Gobernación, aseguran que los accidentes de tránsito son la nueva epidemia que están atendiendo.

El Subcomandante César Guevara, encargado de servicios de atención pre hospitalaria, explicó que más del 50% de los servicios que presta esa institución son en caso de accidentes de tránsito.

Sin embargo, señaló que el crecimiento de la capital es una de las dificultades a las que se enfrentan para movilizar sus unidades y llegar prontamente para atender un accidente de tránsito.

“En algunos casos tenemos accidentes simultáneos donde tenemos que movilizar muchas fuerzas al mismo tiempo, ambulancias o servicio de rescate, porque tenemos personas que quedan prensadas o en estado crítico con politraumatismo y eso demanda muchos recursos de la institución”, explicó.

Guevara detalló que esa institución presta unos 14 mil servicios al año, y la atención pre hospitalaria que brindan a los afectados por accidentes de tránsito alcanza un valor de 60 dólares por atención.

En ese sentido, demandó que la población tome conciencia de la problemática que representan los accidentes de tránsito y recomendó atender las señales de tránsito, no injerir licor si van a manejar, no exceder los límites de velocidad.

Por su parte el Teniente Oscar García, explicó que la situación de Managua respecto a los accidentes de tránsito es preocupante.

“Hay muchos accidentes con motociclistas, eso se debe por no acatar las señales de tránsito”, indicó.

García comentó que en muchos casos los accidentes de tránsito generan el llamado estrés postraumático al personal que labora en la atención de las emergencias, sobre todo cuando se presentan a una escena donde hay personas fallecidas.

“Desde que nos dan el aviso de salida de la unidad operativa, desde ahí empezamos a tener un estrés, la adrenalina se nos empieza a acelerar y en el camino vamos viendo qué tipo de atención tenemos que brindar”, relató.

“Nos hemos encontrado con casos que el paciente está sin signos vitales. Debido a eso tenemos compañeros que han sido tratados de forma psicológica por estrés postraumático, por la reacción que tienen los compañeros”, explicó.

Por tal razón, hizo un llamado a los padres de familia que sean más responsables en cuanto a la crianza de los jóvenes, principalmente los de edades entre 16 y 17 años que conducen motocicletas, para que hagan uso de la misma con responsabilidad, sin consumir sustancias psicotrópicas o alucinógenas.

Finalmente, el Subteniente Álvaro Durán, comentó que en varias situaciones le ha tocado atender a personas conocidas o amigos que han sido afectados por los accidentes de tránsito.

“En muchas ocasiones eso me ha impactado por el grado de cercanía que hay con esas personas, pero uno en ese preciso momento tiene que controlarse para poder hacer un mejor trabajo”, indicó.

“A un compañero que asistí en una emergencia en un accidente de tránsito, luego hable con él para recapacitar un poco y decirle que la velocidad nunca va a llevar a nada. Cuando andamos muy rápido en las calles estamos propensos a cualquier tipo de accidentes”, recalcó.

“Nosotros como bomberos le hacemos el llamado a toda la población para que acate las medidas de seguridad que da la policía y los bomberos, que piensen que su vida está en juego y familiares lo están esperando en su casa”, concluyó.