La nicaragüense Ximena Gutiérrez denunció que el ciudadano alemán Michael Sahm, raptó al hijo de ambos Arún Valentín Gutiérrez, de 4 años de edad, refugiándose en la Embajada de Alemania en Nicaragua.

Gutiérrez explicó que Arún fue llevado por su padre a la sede diplomática alemana el día lunes por la tarde, donde las autoridades de esa sede diplomática le extendieron un pasaporte al niño -quien tiene la doble nacionalidad nicaragüense y alemana- para que su papá pueda sacarlo del país.

Todo esto fue hecho a espaldas de Ximena Gutiérrez, quien asegura que el padre del menor tiene una denuncia por violencia doméstica.

Ante el secuestro, la denunciante decidió acudir a las autoridades nicaragüenses, las que emitieron una orden de retención migratoria al menor, quien se encuentra en Nicaragua desde agosto del año pasado. De acuerdo a las leyes internacionales, después de seis meses de permanecer en un país, se considera que esta es la residencia habitual de una persona.

Gutiérrez manifestó que su ex pareja no desea que su hijo viva en Nicaragua por considerar al país un lugar subdesarrollado.

“No está de acuerdo en que Arún viva conmigo, viva en este país, y establezca y se beneficie de esos lazos familiares y de condiciones que tenemos en nuestro país por considerarlas no a su gusto”, afirmó.

Nicaragua, por su parte, está realizando todas las gestiones diplomáticas necesarias y está brindando todo el apoyo a la madre nicaragüense.

La Ministra de la Familia, Marcia Ramírez, refirió que de acuerdo a la legislación nacional el niño debe estar con su madre.

Señaló que la demandante está respaldada por el Tratado Internacional de Restitución de Menores, del cual tanto Nicaragua como Alemania son firmantes.

“Ella está respaldada por eso y aún así el niño es retenido el día de ayer (en la embajada). Ella tiene todo el respaldo de las autoridades, del Ministerio de la Familia, del Gobierno de Nicaragua porque se está violando un derecho, un derecho esencial de un niño a estar con su madre”, afirmó.

Cabe destacar que hay un acuerdo de co-tutela del niño, el cual fue violado por el papá al acuerparse en la embajada para llevárselo hacia Alemania.

Gutiérrez se hizo presente este martes a la sede diplomática, donde no le permitieron ver a su hijo, de tal manera que cataloga esto como un “acto de prepotencia” del gobierno alemán.

“Arún no puede estar allí adentro, está retenido ilegalmente. Es cierto que es territorio alemán pero estamos dentro de la soberanía de nuestro país donde hay un proceso que están irrespetando”, criticó.

La abogada de Mifamilia, Jael Ruiz, señaló que lo que se busca es que regresen al niño a su mamá. Indicó que el más afectado de todo este drama es el niño, quien está en medio de la disputa entre ambos progenitores.

“La Ley la ampara a ella, es un niño menor de 7 años y su mamá es una buena madre”, destacó.

Ruiz refirió que Nicaragua solicita ver los documentos de un tribunal alemán que le otorga la custodia de Arún a su papá, no obstante, aseguró que existe un acuerdo entre Gutiérrez y su ex pareja donde éste le otorga la custodia del niño hasta mediados del presente año y donde también le autoriza salir de Alemania hacia Nicaragua.