"La misión es contribuir en todo lo que se pueda a encontrar una solución a la situación que allí está planteada" afirmó en rueda de prensa el secretario general de la Unasur.

Rodríguez destacó que la principal preocupación que existe en entre los países miembros de la Unasur es que se respete el debido proceso, en particular el derecho a la defensa. En tal sentido, acotó que el organismo regional no incide en las deciones internas de las naciones.

Destacó la necesidad de que al presidente Fernando Lugo se le permita la legítima defensa "como la demostración tangible, de una solución real y así evitar el camino de la violencia”.

"La misión es encontrar una salida a la situación existente en Paraguay, por lo que “desde primera hora hemos tenido comunicación con el presidente Lugo” destacó.

Rodríguez acotó que todavía no hay una decisión en Paraguay a nivel de Senado. “La última información que tenemos es que en el Senado están discutiendo el reglamento para poder decidir que proceso sigue” contra el presidente Fernando Lugo.

Afirmó que Unasur respetará las "decisiones del país (Paraguay) porque son decisiones de carácter soberano", pero "una vez que concluyan los procesos emitiremos una opinión, mientras tanto sería precipitado hacerlo".

Rodríguez Araque indicó que el bloque regional hará una agenda y "si hay que reunirse con todos los sectores así lo haremos".

El Congreso de Diputados de Paraguay, por 76 votos a favor y uno en contra, aprobó este jueves la apertura de un juicio político para despojar a Lugo de su mandato alegando mal manejo de la crisis desatada por la matanza de policías y campesinos en una hacienda la semana pasada. El proceso, sin embargo, depende ahora del Senado.

Tras la votación, el mandatario anunció que no renunciará a su cargo y que se someterá a la Constitución para enfrentar “el juicio con todas sus consecuencias”, por lo que instó al Parlamento a que le “ofrezcan todas las garantías de una justa y legítima defensa”.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, informó que “defendemos la democracia, los principios democráticos y la voluntad soberana, y esa posición es fija, concreta y no negociable”.

En ese mismo orden se expresó el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, quien aseguró que “la media de juicio político es legal”, pero el trasfondo de ella es “ilegítimo”.