Al dar a conocer todos los detalles que conllevó esta mañana el Gran Simulacro Nacional de Preparación y Prevención de Eventos Sísmicos y Tsunamis, la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, aseguró que todos los nicaragüenses deben estar preparados ante este tipo de fenómenos para de esta manera proteger la vida.

El simulacro activó todo el sistema de emergencia nacional y movilizó a aproximadamente 2 millones de personas, entre servidores públicos, estudiantes y maestros, pobladores de barrios y comunidades, Gabinetes de la Familia, Alcaldías y otras instituciones miembros del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred).

En comunicación con el pueblo a través de los Medios del Poder de las Familias y Comunidades, la Compañera catalogó este lunes como un día donde nos estamos “ejercitando en el sagrado deber de proteger la vida en nuestro país”.

Recordó que Nicaragua es altamente vulnerable ante cualquier calamidad, sea esta por lluvias, erupciones volcánicas o sismos.

“Nos corresponde prepararnos, es un deber sagrado proteger y promover la vida. Ese es el mandato que tenemos como Gobierno Cristiano, Socialista Solidario, como pueblo que vive en Fe, Familia y Comunidad, el mandato que nos da nuestro Presidente de trabajar juntos para proteger, defender y promover la vida en nuestro país”, refirió.

Explicó que el simulacro movilizó a 1 millón 173 mil 313 estudiantes y a 44 mil 177 educadores en 9 mil 398 centros educativos de primaria y secundaria, a más de 100 mil servidores públicos de las 64 instituciones del Estado y a más de 500 mil pobladores de barrios y comunidades.

Refirió que este ejercicio fue coordinado por el Comandante Daniel a través del Sinapred, como puesto de mando nacional, a lo que hay que sumar los 17 puestos departamentales, los 153 puestos municipales y los 6 mil comités de barrios.

Así mismo se reporta la evacuación de más de 50 mil personas de las zonas costeras (aproximadamente el 50% del total de habitantes). En este sentido, expresó que de las 60 sirenas anti tsunamis instaladas, solo 6 (San Juan del Sur, El Gigante, Ostional, Salinas Grandes, Corinto y Paso Caballos) no se pudieron activar automáticamente.

Al respecto, señaló que para detectar cosas como estas y corregirlas a tiempo es que sirven ejercicios como éste.

Rosario subrayó que gracias al simulacro de este lunes Nicaragua está más preparada para enfrentar desastres y calamidades.