El joven acusado de balear a dos policías que vigilaban una protesta frente a la estación de policía de Ferguson había acudido previamente a una marcha esa noche pero aseguró a los investigadores que su blanco no eran los agentes, informaron las autoridades este domingo.

El fiscal del Condado St. Louis, Robert McCulloch, informó que Jeffrey Williams, de 20 años, dijo a las autoridades que le disparó a alguien con quien tenía una disputa, no a los policías.

"No estamos completamente seguros de creerle esa parte", dijo McCulloch, quien agregó que es posible que en el vehículo desde el que Williams disparó hubiera otras personas.

Williams está acusado de dos cargos de agresión en primer grado, un cargo de disparar un arma de fuego desde un vehículo y tres cargos de actos delictivos con arma de fuego.

McCulloch añadió que las investigaciones siguen su curso.

McCulloch agregó que Williams usó una pistola de 40 mm, que corresponden con los casquillos encontrados en el lugar de los hechos.

Añadió que información proporcionada por el público facilitó el arresto.