La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, valoró que esta visita del Presidente de Venezuela Nicolás Maduro, en la que el pueblo nicaragüense protagonizó una manifestación de amor y solidaridad con la revolución Bolivariana, quedará grabada en la historia y en la memoria de todos.

No hay palabras “para expresar cómo la emoción de tanta hermandad, de tanta unidad, de tanto sueño compartido, de tanta batalla compartida y de tanto empeño en la Victoria, porque la victoria es el bienestar, es la felicidad, es la justicia para nuestros pueblos”, expresó Rosario en declaraciones a los medios del Poder de las Familias y Comunidades, al culminar el encuentro entre el Presidente Daniel Ortega y su homólogo venezolano el Presidente Nicolás Maduro.

“Es una noche memorable, de verdad especial para nosotros, que sabemos el gesto que representa que Nicolás haya estado con el pueblo de Nicaragua, en la Plaza de la Revolución y para nosotros el honor que representa haberle entregado la Orden Augusto C. Sandino”, agregó Rosario.

“Esta noche quedará grabada en la historia y en la memoria de todos y cada uno de nosotros los que estamos empeñados, de manera irrevocable, en construir un provenir de justicia, de prosperidad, de bendición, de felicidad y de muchas, muchísimas victorias para las familias de Nuestramérica y El Caribe”, concluyó.

Por su parte el Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en declaraciones a los medios tras finalizar el acto en la Plaza de la Revolución, manifestó que la condecoración otorgada por el Comandante Daniel Ortega Saavedra, se convertirá en más fuerza, “más compromiso y nuevas victorias”.

“Llevaremos esta Medalla de Sandino, Orden (Batalla de) San Jacinto, invicta la llevaremos... Va a ser invicta y es una medalla de reconocimiento al pueblo valiente de Bolívar, el pueblo venezolano, el pueblo Chavista. Así se la llevo para ponérsela en el Corazón a todos los venezolanos y a todas las venezolanas. ¡Gracias Nicaragua!”, dijo el mandatario venezolano al finalizar el acto de amor y solidaridad con Venezuela.