Las cámaras de la Nasa han capturado imágenes de una erupción solar desde la superficie de la estrella.

En las imágenes se pueden apreciar la llamarada de clase X, es decir, la más fuerte de su clase durante una tormenta solar y la primera de ese tamaño en 2015.

Las llamaradas solares son intensas emisiones de radiación que pueden alterar el posicionamiento global, la radio y las señales de satélite, pero no pueden penetrar en la atmósfera terrestre.

Las imágenes fueron capturadas el 11 de marzo de 2015 y alcanzó su punto máximo a las 16:22 GMT.