La gastronomía nicaragüense es rica en platillos tradicionales de la Semana Santa. Dentro de la gran variedad de comidas los productos del mar ocupan un lugar privilegiado, sobre todo el pescado seco y las sopas marineras.

En la ciudad de Managua, el Mercado Israel Lewites es sin lugar a dudas el lugar predilecto para los amantes tanto del pescado, las almejas, las langostas, los cangrejos y los camarones. Allí se puede encontrar producto muy fresco, ya que diariamente llega pescado y marisco procedente de las cercanas playas de Masachapa.

Históricamente el pescado seco es lo que más se consume en Semana Santa. De acuerdo al comerciante Jan Hernández la libra de gaspar vale 200 córdobas, el sábalo 150, y el pargo blanco 130 córdobas, mientras que los chacalines 100 córdobas la libra. Hernández señala que el más demandado por la población es el gaspar ya que no trae espinas. “Ahorita se está vendiendo poco, pero ya cuando entra la Semana Santa es cuando se vende más”, asegura.

Otro de los productos que independientemente de la época del año no dejan de adquirirse son los mariscos. El comerciante Wilmar José Gómez expresa que el camarón se cotica entre 150 y 140 córdobas la libra, la jaiba a 50, la chuleta de raya a 50, la curvina a 80, y la langosta a 180 y 190 la libra. En el caso de las conchas, se pueden encontrar entre los 20 y 25 córdobas la docena.

“Lo más buscado en esta época es el pargo rojo, la chuleta, el camarón, las conchas y el pescado seco”, manifiesta.

La comerciante Socorro Solórzano se muestra optimista de que entre más se acerque la Semana Santa, lleguen más clientes a adquirir pescados y mariscos.

“Van a llevar un pescado fresco porque el Israel Lewites se cataloga por lo fresco del pescado. Aquí nos tienen a la orden”, señaló Solórzano.

En la última semana el precio de estos productos se ha incrementado, ya que de acuerdo a los comerciantes los fuertes vientos han afectado las labores de pesca.