El papa Francisco dijo hoy que la problemática de la migración en el planeta está ligada a un sistema económico centrado en el dinero y no en la persona.

En entrevista transmitida por la televisora mexicana Televisa, ofrecida íntegramente por Radio Vaticana, el Obispo de Roma estimó que la migración se ha convertido en un conflicto muy doloroso.

"La migración, hoy día, está muy relacionada con el hambre, la falta de trabajo, y esta tiranía de un sistema económico que tiene al dios dinero en el centro y no a la persona", valoró.

Así se manifestó al referirse a los fenómenos migratorios que tienen lugar en la frontera entre México y Estados Unidos, pero también a quienes salen de África para huir de países que están pasando momentos difíciles, sea por el hambre o por las guerras.

"La emigración es fruto del malestar en el sentido etimológico de la palabra, fruto del hambre, de buscar nuevas fronteras", indicó.

El Papa agregó que en los países se crea una situación económica impuesta que descarta a la gente y los obliga a salir a buscar otros horizontes.

Respecto a la frontera mexicano-norteamericana, apuntó que el panorama se complejiza a partir del narcotráfico.

En este sentido, recordó que Estados Unidos está entre los principales consumidores de droga en el mundo, y la mayor vía de entrada es los límites con México.

"Es una zona de mucho sufrimiento donde también las organizaciones de traficantes de droga, saben hacer sus trabajos de muerte, son mensajeros de muerte", mencionó.

El Pontífice se refirió al caso de los 43 estudiantes normalistas desparecidos desde septiembre en el municipio Iguala, estado de Guerrero.

"Los 43 estudiantes de alguna manera están pidiendo, no digo venganza, sino justicia, y que se los recuerde", opinó.