Con el ánimo de fortalecer la formación y aplicación de las leyes, la Asamblea Nacional representada por su presidente René Núñez y la Corte Suprema de Justicia presidida por la compañera Alba Luz Ramos, firmaron un convenio de colaboración y cooperación institucional.

Ante la presencia de miembros de la Junta Directiva del Parlamento, diputados de las diversas bancadas, magistrados y jueces del Poder Judicial, Núñez y Ramos firmaron el convenio que permitirá entre otras cosas, impulsar una serie de capacitaciones dirigidas a fortalecer y consolidar la relación que ambas instituciones tienen, a fin de brindar un mejor servicio al pueblo nicaragüense.

Actualmente los diputados de la Asamblea Nacional y funcionarios del Poder Judicial, trabajan de manera conjunta la entrada en vigencia el 5 de abril del nuevo Código de la Familia, para que los Juzgados de la Familia puedan aplicarlo conforme a lo establecido por el legislador. De igual manera ambas instituciones han venido trabajando en el diseño, discusión y creación del nuevo Código Procesal Civil, que trae como novedad la oralidad en los procesos judiciales.

“Esta es una de las primeras acciones que estamos llevando a cabo en el marco de relación, de esta colaboración que estamos estableciendo con este convenio entre la Asamblea Nacional y la Corte Suprema de Justicia”, afirmó Ramos.

Agregó que este acuerdo, demuestra el interés de ambos poderes del estado, de trabajar y coordinar conjuntamente por el bienestar del país.

"Este convenio es producto de la voluntad política de ambas instituciones, para cumplir con los postulados constitucionales de considerar a la persona, a la familia y comunidad como origen y fin de la actividad del Estado de Nicaragua, por ende somos servidores públicos que debemos asegurar la igualdad y no discriminación, la libertad, seguridad humana y el desarrollo", afirmó Ramos.

En tanto Núñez, enfatizó que la Asamblea Nacional de cara a fortalecer su trabajo para protagonismo del pueblo, ha venido firmando convenios de este tipo con diversas instituciones públicas o privadas, pero este con el Poder Judicial reviste de mucha importancia, ya que armoniza la relación existen entre el proceso de formación de la ley y su aplicación por parte de magistrados o jueces.

“Este acuerdo tiene un carácter global que viene a buscar cómo mejorar, tanto la formación de la ley, como la aplicación de la ley y el seguimiento en la aplicación de la ley, es decir la atención, el objetivo común que tenemos es darle al pueblo de Nicaragua un marco mejor elaborado, que le de seguridad a la ciudadanía, seguridad al inversionista y seguridad a todos los que vengan a Nicaragua mediante una ley bien formado, una ley bien aplicada y un seguimiento exacto a esa ley”, expresó Núñez.

El convenio también establece formas de colaboración y cooperación en transferencia de tecnología, planificación estratégica y operativa, así como en experiencia jurídica o legislativa.