La vida del sacerdote nicaragüense Miguel D'Escoto inspiró al cineasta italo-nicaragüense Roberto Salinas, la producción del documental “El problemático: entre bambalinas en las Naciones Unidas” (2014), que será presentado el lunes 16 de marzo en el Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica (INCH), a las 6:30 p.m.

Roberto Salinas, de padre nicaragüense y madre italiana, ha vivido de un país a otro, lo que le ha permitido apreciar desde una perspectiva diferente lo que se vive en América Latina, pues en Italia las noticias sobre estas latitudes no son muy comunes. Ese vivir entre dos naciones, lo ha inspirado durante diez años a contar historias de gen­te real y como parte de ese quehacer, descubrió a un hombre cuyas vivencias podían servir para exponer una parte importante de la historia: el padre D'Escoto.

La vida del sacerdote nicaragüense y su historia políti­ca de los años 80, motivó al cineasta a tomar contacto con el Padre D’Escoto, cuando éste ejercía el cargo como presidente de la Asamblea General de las Naciones Unida, en­tre el 2008 y el 2009. Desde el primer encuentro, el productor reconoció la calidad del material con que contaba, y aprovechó la coyuntura como una manera de orientarse sobre qué pasaba con las dinámicas políticas respecto a América Latina.

Durante el filme de 83 minutos, destaca el liderazgo desarrollado por el Padre D’Escoto, el primer sacerdote en ocupar dicho puesto, al revolucionar la manera de hacer diplomacia, por su manera de hablar muy franca, directa y por su marcada postura ante ciertos asuntos de la política internacional.

El audiovisual, que además muestra una parte biográfica del padre Miguel en esa época, gracias a muchos archivos de la Cinemateca Nacional de Nicaragua, también incluye el cese de la suspensión del sacerdote, impuesta desde 1984 por el Papa Juan Pablo II, por su labor revolucionaria en la década de los 80; así como la primera misa oficial que ofreció tras la renovación del ejercicio del sacerdocio.

Imágenes como esas, de reuniones y discusiones en la propia sede de la ONU hacen de El problemático un audiovisual de grandes valores históricos y testimoniales.