Los embajadores de Nicaragua, Venezuela, Cuba, y Bolivia, radicados en Quito, rechazaron en nombre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) las recientes amenazas de Estados Unidos contra el gobierno venezolano.

En rueda de prensa realizada este miércoles en la embajada venezolana en Ecuador, la jefa de esa misión diplomática, Carol Delgado, subrayó el carácter absurdo de la orden ejecutiva emitida días atrás por el presidente Barack Obama que considera al país suramericano una amenaza para la seguridad nacional y la política exterior estadounidenses.

El tema de los derechos humanos está siendo usado como pretexto para justificar esta política de sanciones e injerencias, aseveró Delgado, quien recordó que su país ha sido objeto de toda clase de tergiversaciones y ataques, con el objetivo de demonizar el proceso revolucionario iniciado por el fallecido presidente Hugo Chávez en 1998.

Tras hacer un recuento de las diferentes acciones desestabilizadoras protagonizadas por la oposición en los últimos años, la diplomática señaló que su gobierno siempre ha tenido la certeza de que Estados Unidos financia a la derecha venezolana.

A su turno, el embajador nicaragüense Sidharta Marín leyó la declaración emitida la víspera por el presidente Daniel Ortega, donde rechaza las sanciones estadounidenses, y las considera una continuidad de las políticas colonialistas del imperio norteamericano.

El representante de Cuba en Ecuador, Jorge Rodríguez, advirtió, por su parte, que resulta inaceptable para nuestros pueblos de América que se pretenda agredir, una vez más, a un país hermano.

En opinión del diplomático cubano, resulta inaudito que Obama pretenda imponer sanciones a Venezuela después de haber admitido públicamente el 17 de diciembre pasado que la política de bloqueo contra la isla caribeña había fracasado.

El ministro consejero de la embajada de Bolivia, Manuel Monroy, apuntó que el mandatario Evo Morales fue de los primeros en condenar la injerencia estadounidense en los asuntos internos venezolanos, y en convocar a una reunión urgente de la ALBA y de los demás mecanismos integracionistas de la región.

No aceptamos este tipo de intervención y amenazas a la soberanía de Venezuela, aseveró el diplomático, recalcó.

Fundada en diciembre de 2004, la ALBA está integrada además por Antigua y Barbuda, Dominica, Ecuador, Granada, San Cristobal y Nieves, Santa Lucia, San Vicente y las Granadinas y Surinam.