Los legisladores en la Asamblea Nacional aprobaron una Declaración de Solidaridad y de Apoyo al Pueblo y Gobierno de Venezuela, por las amenazas injerencistas del gobierno estadounidense del presidente Barack Obama. La resolución fue apoyada por los 63 diputados de la bancada sandinista y el diputado liberal, Wilfredo Navarro.

Previo a la aprobación, hubo un periodo de intervenciones, entre estas la del Presidente del Parlamento René Núñez, quien señaló que la Asamblea Nacional, como uno de los Poderes del Estado de Nicaragua, no puede quedarse callada ante las amenazas de un país que tiene buques, naves, bases, efectivos militares en todo el mundo y domina el sistema financiero internacional.

Indicó que esta declaratoria de Estados Unidos contra Venezuela, lo mínimo que se puede considerar es una amenaza y para la Asamblea Nacional es inaceptable “y por eso es esta declaración, porque América Latina tiene dignidad, la dignidad que nos dio Simón Bolívar (y) el General Augusto C. Sandino”.

Un Premio Nobel que promueve guerras

Lamentó que los tambores de guerra los esté sonando un “Premio Nobel de la Paz” porque “Barack Obama ha actuado desgraciadamente en forma diferente a un presidente que busca la estabilidad y la paz en el mundo”.

El liberal del PLC, Wilfredo Navarro, hizo ver que los nicaragüenses en general tienen una marcada sensibilidad por aquellos temas relacionados a la injerencia imperialista y que permitir este tipo de amenazas, es un retroceso en la historia.

“Nosotros hemos vivido y sentido la bota militar norteamericana afincada en nuestro territorio, así que no podemos quedarnos de brazos cruzados ante la agresión que está sufriendo Venezuela, porque es una agresión a los pueblos del mundo, es una agresión al ALBA, a la OEA, al Derecho Internacional”, señaló Navarro.

La diputada sandinista, Alba Palacios, manifestó que si Estados Unidos ataca a Venezuela está amenazando a América Latina, por tanto los pueblos debemos estar unidos para evitar las actitudes injerencistas.

El legislador Wálmaro Gutiérrez calificó de injerencistas e imperialistas las amenazas de Barack Obama, señalando luego que las sanciones contra ciudadanos venezolanos son “injustificadas e inmorales”.

No a la injerencia imperialista

La declaratoria fue aprobada después de la intervención de 16 legisladores. La declaración señala que la República Bolivariana de Venezuela es un Estado Soberano, Libre e Independiente y que su Gobierno y su presidente Nicolás Maduro Moros ha sido electo democráticamente por el pueblo venezolano.

Igual subraya que las Naciones Latinoamericanas y del Caribe hay conciencia de nuestra identidad, nuestra soberanía nacional y regional, “por tanto no podemos permitir que una potencia como los Estados Unidos de Norteamérica, tome decisiones unilaterales que afecten la vida de todo un pueblo y que lesione sus derechos e intereses colectivos y el Derecho Internacional”.

Refiere también que Venezuela en los últimos años, y más aun en los últimos meses, ha sido víctima de un conjunto de acciones sistemáticas, desestabilizadoras tanto económicas como políticas, en una guerra económica y psicológica orquestada desde afuera y una avalancha de acciones mediáticas y políticas para crear descontento, confusión y violencia en el país, todo encaminado a lograr un golpe de Estado, acto ilegal e inconstitucional.

Y ante esto, el parlamento con esta resolución, como uno de los cuatro poderes del Estado de Nicaragua, expresa su total rechazo a la Declaración del Presidente de Estados Unidos de Norteamérica Barack Obama que califica la situación de Venezuela como “Una amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y política exterior estadounidense”.

Los diputados reiteraron una vez las muestras de apoyo y solidaridad al pueblo de Venezuela ante las últimas acciones tomadas por el Presidente Barack Obama que lesionan no solo el Derecho Internacional, sino la dignidad de todo un pueblo con lo cual se pone en riesgo la convivencia pacífica y armónica de las naciones en el continente americano.

Los legisladores, igual reafirmaron la voluntad y compromiso con la Paz, la estabilidad democrática de las Naciones “por lo que rechazamos todas las acciones injerencistas del Gobierno de Estados Unidos contra la República Bolivariana de Venezuela en donde de forma parcial, invasiva, interventora favorecen, estimulan y fomentan de manera ilícita acciones en Venezuela que transgreden el orden legal interno nacional e internacional”.

Finalmente, el parlamento condena, basados en el derecho internacional, las medidas unilaterales, arbitrarias y antojadizas hacia funcionarios venezolanos y hacen un llamado a la Comunidad Internacional a solidarizarse con el pueblo de Venezuela ante estas acciones del Gobierno de Estados Unidos que van dirigidas a destruir la unidad e integración regional y Latinoamericana y del Caribe que inició el Comandante Hugo Chávez y que pretenden desmantelar PETROCARIBE, El ALBA Y La CELAC. la sesión plenario concluyó con el himno nacional y seguidamente los legisladores sandinistas expresaron un sonoro: ¡Viva Venezuela…!