El mariscal de campo Jake Locker, de Titanes de Tennessee, y el apoyador Patrick Willis, de 49s de San Francisco, anunciaron ayer su retiro de los emparrillados de la NFL, en el marco del inicio de la agencia libre de la liga.

Si por un lado el elemento de los "Niners" ya había adelantado la víspera su decisión, el quarterback sorprendió pues se despide tras sólo cuatro temporadas como profesional, con 26 años de edad.

"Me retiro tras reflexionarlo y discutirlo mucho con mi familia. Siempre estaré agradecido por haber tenido la oportunidad de realizar mi sueño de la infancia, de jugar en la NFL", dijo.

En su efímero paso, siempre con la casaca de los Titanes, Locker disputó 30 partidos, completó 408 pases de 709 intentos, se quedó cerca de alcanzar las cinco mil yardas (cuatro mil 967), 27 envíos de anotación y 22 intercepciones.

"El futbol siempre ha sido mi prioridad y amo este juego, pero ya no tengo ese ardiente deseo de jugar para vivir, seguir haciéndolo sería injusto para la próxima organización con la que eventualmente me gustaría firmar. Sé, en mi corazón, que es la decisión correcta", confesó el mariscal de campo.

Por su parte Willis, siete veces elegido al Tazón de los Profesionales, convocó a conferencia de prensa este día para oficializar su adiós, en especial por sus repetidas lesiones en los pies.

"Le di a este juego todo lo que tuve", declaró.