El funcionario reconoció  que estas esferas están por encima de la media de los últimos años y su crecimiento beneficiará a empresarios y población en general.

Según Fonseca, los datos preliminares sobre los resultados en el mes de diciembre de 2011 indican que las ventas crecieron un 20 por ciento en comparación con ese mismo mes en 2010 al generar un aporte estimado en 300 millones de dólares.

Aunque el comercio no se comporta igual en todo el país, porque depende de las características de cada región, el de alimentos, bebidas, juguetería y electrodomésticos fue este año muy superior a otros sectores, destacó.

Uno de los rubros que experimentó  un alza considerable en 2011 fue el de la venta de vehículos, mientras en las exportaciones nicaragüenses prevalecieron como productos más demandados el oro, el café y la carne vacuna, dijo.

En entrevista concedida al programa Estudio TN8 de la televisión, Fonseca pronosticó un incremento de las ventas y una mayor participación de pequeñas y medianas empresas gracias a la estabilidad social predominante en el país.

La seguridad que brinda Nicaragua al hombre de negocios foráneo también favorece un incremento de las inversiones extranjeras directas, apuntó el directivo de la entidad que en 2012 presidirá la Federación de Cámaras de Comercio de Centroamérica.

Entre los elementos que ayudarían a impulsar el crecimiento económico mencionó el desarrollo de la pequeña y mediana empresa, así como la necesidad de que las grandes empresas locales eleven su competitividad a fin de aumentar presencia en el mercado nacional e internacional.