Los embajadores de los países del ALBA (Ecuador, Cuba, Venezuela) en Nicaragua, expresaron su solidaridad con el pueblo y Gobierno de Venezuela ante la agresión imperialista que está acosando a la nación sudamericana.

Desde el Palacio de la Cultura en Managua, los embajadores reiteraron su condena a las acciones estadounidenses que son sinónimo de una declaratoria de guerra contra Venezuela y llamaron a la comunidad internacional a hacer respetar la soberanía del pueblo venezolano.

El Embajador de Venezuela en Nicaragua, Javier Arrúe, agradeció la solidaridad del Gobierno de Nicaragua ante el intento injerencista del imperio estadounidense que es capaz de destruir países enteros basándose en mentiras flagrantes como lo hicieron en Irak y Libia.

Arrúe indicó que Venezuela, en 200 años de historia, solo ha salido de sus fronteras a libertar naciones, conforme los sueños del libertador Simón Bolívar.

“Nunca ha salido de sus fronteras a conquistar, ni a saquear, ni a depredar, ni a dominar como si lo han hecho los del norte. Por eso hoy el gobierno de Venezuela, el gobierno del Presidente Nicolás Maduro y el Pueblo Venezolano levantamos la voz de la dignidad”, expresó.

“Esta agresión no es contra Venezuela, es contra la integración latinoamericana y caribeña” que convierte a la región en una potencia con verdadero poder económico, político y social, explicó.

El diplomático venezolano recordó que el interés de Estados Unidos en Venezuela es el petróleo. “Esa es una razón más que suficiente para que ese imperio depredador se tire contra Venezuela”, afirmó.

Recordó que el país que más ha violado los derechos humanos en el mundo es Estados Unidos, cuyos soldados han destruido Afganistán, invadido Irak, asesinado a miles de personas en Libia, y actualmente está metido con las manos manchadas de sangre en Siria y Ucrania.

Arrúe manifestó que Venezuela es un país pacífico y la CELAC, la UNASUR y el ALBA lo pregonan a los cuatro vientos, “esto es una zona de Paz donde no puede haber injerencia contra la soberanía de los pueblos”, valoró.

Finalmente expresó el infinito agradecimiento el Gobierno de Venezuela con el Pueblo y Gobierno de Nicaragua por su solidaridad inmediata, así como a la Juventud Sandinista.

Ecuador y Cuba expresan solidaridad

Los embajadores de Ecuador y Cuba también manifestaron su solidaridad y apoyo al Gobierno del Presidente Nicolás Maduro.

Aminta Buenaño, embajadora de Ecuador, dio a conocer un comunicado oficial del Gobierno de Ecuador, en el que expresan su solidaridad con el pueblo de Venezuela ante las acciones ilegítimas que pretenden socavar la institucionalidad y afectar la estabilidad del país.

Además se rechaza cualquier intento de desestabilización democrática del orden externo o interno en Venezuela y llama a la comunidad internacional y a los Estados Unidos a respetar la soberanía de Venezuela.

También reafirma la proclama de América Latina como zona de paz emanada de la II cumbre de la CELAC.

Por su parte el compañero Eduardo Martínez, embajador de Cuba, recordó que Venezuela no está sola.

“Así como Cuba nunca estuvo sola, Venezuela no está, ni estará sola nunca, una agresión a Venezuela es una agresión a Cuba, es una agresión a todos los pueblos de América Latina y el Caribe”, afirmó.

Indicó que el Gobierno de Cuba considera la orden ejecutiva del presidente Obama como algo totalmente arbitrario, agresivo y poco creíble.

“Consideramos y condenamos el carácter injerencista de esta orden ejecutiva, sus propósitos, no solo qué dice, sino los propósitos que están enunciados en esa orden y que tienen un carácter injerencista e inaceptable para Cuba y para los países de América Latina y el Caribe, sobre todo después que adoptamos por unanimidad en la Cumbre de la Habana, en enero del 2014, la proclama de nuestra América Latina y el Caribe como una zona de paz”, expresó.

“Entre otras cosas renunciamos al uso de la fuerza y a la amenaza del uso de la fuerza y se declaró que había que aceptar el orden político, económico y social que se diera en cada país”, recordó.

“Estados Unidos promueve una intervención descarada en los asuntos internos de Venezuela. Nosotros reiteramos nuestra condena a esta declaración, expresamos nuestro incondicional apoyo al gobierno de Venezuela y al presidente Nicolás Maduro. Cuba seguirá siempre al lado de Venezuela al igual que Venezuela ha estado al lado de Cuba en los momentos más difíciles”, concluyó el diplomático cubano.