El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, solicita este martes ante la Asamblea Nacional (AN) una Ley Habilitante, que según el mandatario es una "Ley Antiimperialista" que busca garantizar la independencia y la soberanía del país.

"Hay un rechazo unánime y general en el mundo a la ley aprobada por Obama" contra Venezuela, declaró Maduro ante la AN.

“Quiero agradecer la gentileza de la Asamblea Nacional al aceptar esta visita oficial, institucional que le estoy haciendo en su propio hemiciclo de debate, de trabajo permanente, para entregar de manera directa, asumiendo toda la responsabilidad esta solicitud constitucional para una Ley Habilitante que me de poderes suficientes para defender la paz, soberanía y el desarrollo íntegro de Venezuela ante la amenaza del Gobierno de los Estados Unidos”, dijo Maduro en cadena de radio y TV.

Desde la Tribuna de Oradores, Maduro dijo que esta solicitud hoy hecha ante el Parlamento surgió como una “necesidad de tener poderes constitucionales que me permitan moverme en el complejo escenarios que se ha abierto para Venezuela”.

El Presidente reveló que mandatarios de América Latina le han expresado su apoyo, pero también su “incredulidad” e “indignación” por las medidas anunciadas ayer por Barack Obama.

“Nadie puede creer que Venezuela sea una amenaza contra los Estados Unidos, y no lo pueden creer porque es falso y es mentira, Venezuela no es y no será jamás una amenaza de Estados Unidos ni de ningún país del mundo porque somos un pueblo noble y de paz”, expresó Maduro al ser ovacionado por la bancada chavista.

Maduro nuevamente volvió a rechazar que EE UU considerara la situación de Venezuela como una “amenaza” para su seguridad nacional.

“No nos podrán comprender nunca desde el Norte, esta fuerza que nos mueve, que nos lleva, esta pasión, este amor, este sueño que ha completado varias etapas de nuestra historia. No podrán nunca los confabulan y se conjuran para repartirse nuestras riquezas a nuestras expensas y pretender amenazarnos para que nos arrodillemos (…) no nos arrodillaremos jamás frente a este imperio que agrede a Venezuela”, aseveró.

Durante su intervención ante el pueblo bolivariano, tras el anuncio por parte de EE.UU. de medidas agresivas contra Venezuela, Maduro repudió el "paso más agresivo, injusto y nefasto" contra su país.

También, como uno de los pasos importantes ante esa agresión imperialista, anunció su intento de solicitar ante la AN una "ley especial para preservar la paz en el país (...) para prepararnos para todos los escenarios y ganar".

El lunes EE.UU. anunció sanciones contra siete militares venezolanos. Además, la orden ejecutiva firmada por Obama declara la situación en Venezuela como una "amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y política exterior" de EE.UU.