Los movimientos sociales de Nicaragua, aglutinados en la Coordinadora Social, emitieron un pronunciamiento de rechazo a las nueva escalada yanqui en contra de Venezuela, país al que el gobierno estadounidense calificó como una “amenaza” para la seguridad de EEUU.

“Las declaraciones recientes de Barack Obama, presidente de los Estados Unidos de Norteamérica reflejan el estado de locura y desesperación en el que se encuentra el gobierno imperialista en Washington. La paz, la tolerancia, el amor, la sabiduría no tocan a la puerta de la oficina oval del presidente Obama, la cordura se ha perdido. La causa se pueden encontrar en la esencia del capitalismo basada en el egoísmo imperialista”, señala la Coordinadora Social en su pronunciamiento.

A continuación, pronunciamiento íntegro de la Coordinadora Social:

PRONUNCIAMIENTO

Los movimientos laborales, sociales y populares revolucionarios del país, aglutinados en la Coordinadora Social Nicaragüense, hacer saber al pueblo Nicaragüense y al mundo, su rechazo y condena a las acciones injerencistas del Imperio Norteamericano en los asuntos internos de Venezuela y ratificamos nuestro compromiso de continuar fortaleciendo los lazos de unidad, solidaridad y fraternidad entre nuestros pueblos y Gobiernos.

Las declaraciones recientes de Barack Obama, presidente de los Estados Unidos de Norteamérica reflejan el estado de locura y desesperación en el que se encuentra el gobierno imperialista en Washington. La paz, la tolerancia, el amor, la sabiduría no tocan a la puerta de la oficina oval del presidente Obama, la cordura se ha perdido. La causa se pueden encontrar en la esencia del capitalismo basada en el egoísmo imperialista.

La historia del gobierno de los EEUU resalta en todos sus capítulos esa naturaleza egoísta e imperialista que procura someter las voluntades legítimas de los pueblos latinoamericanos de vivir en paz y prosperidad. Sometimiento logrado con el acostumbrado contubernio de una servil clase vende patria, gusana, cáncer para el desarrollo y la paz de los pueblos, que trabaja para confundir a las masas disfrazándose de falsos corderos y conseguir apoyo sobre sus propuestas de maldad y odio al mismo pueblo.

La prosperidad del imperio yanqui es a costa de las riquezas arrebatadas a Latinoamérica y a otros pueblos del mundo. Mientras los capitalistas yanquis dueños de multinacionales y sus agentes políticos hacen grandes comilonas, a costa de los recursos de los pueblos latinoamericanos, los indígenas, los marginados, los niños, las mujeres, los pueblos afro descendientes se debaten en la ignorancia y el sufrimiento causado por el saqueo directo e indirecto que comete el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica con sus empresas multinacionales asociadas de las clases oligarcas apátridas.

Para el poder en Washington es prohibido y penado ser un gobierno latinoamericano progresista y defenderse, hablar de dignidad de los pueblos latinoamericanos, trabajar por la paz y la prosperidad, por la justicia social. Prohíben tajante y descaradamente que los pueblos usen sus recursos naturales para su propio desarrollo, puesto que esto afecta su egoísmo imperialista.

Lo que pasa en Venezuela es evidencia de ese egoísmo imperialista, pues el Gobierno Legítimo de la Revolución Bolivariana junto al pueblo recuperó los recursos petroleros, afectando los ingresos del saqueo que hacían las compañías multinacionales yanquis y que derrochaban con el apoyo de los escuálidos vende patrias presentes en este hermano y glorioso pueblo venezolano.

Washington está haciendo lo que mejor hace en el mundo, procurar los intereses de sus compañías con el apoyo, sino mando, del pentágono y demás aparatos de inteligencia. Para ello el saqueo del petróleo que hacían en Venezuela y que les quitó el eterno Comandante Chávez, es lo que no perdonan, y no descansan en sus afanes de retomarlo.

Los movimientos progresistas y los pueblos latinoamericanos tenemos conciencia de los intereses que mueven el objetivo de un Golpe de Estado en Venezuela, no se debe revisar mucho para concluir sobre el carácter imperial de un gobierno egoísta-capitalista como es el de los Estados Unidos de América.

Nos sumamos a la exigencia del Gobierno legítimo de Nicolás Maduro y el pueblo bolivariano de Venezuela que dice: Ya basta de agresiones, intervencionismos, ya basta de tanto abuso. El gobierno de Barack Obama debe regresar a la cordura y a las relaciones de respeto de los países latinoamericanos, en particular con Venezuela.

Resaltamos la sabiduría de Nicolás Maduro, como jefe de Estado y jefe de Gobierno que con mucha paciencia y meditación viene impidiendo que los yanquis y los peleles apátridas establezcan una situación de violencia en el país.

“Venezuela más nunca va a ser una colonia en manos de peleles, mequetrefes y pitiyanquis”.

“No aceptamos sanciones imponentes imperialistas, es la patria de Bolívar que deben aprender a respetar”.

¡Viva el pueblo Venezolano! ¡Viva el Comandante Chávez!

¡Viva la Revolución Bolivariana y Latinoamericana!

¡Hacia la Victoria Siempre!

Managua, Nicaragua 10 de marzo del 2015