Los legisladores en la Asamblea Nacional respaldaron dos iniciativas de crédito que permitirán financiar la construcción de un moderno hospital en Chinandega y cuatro tramos de carreteras en las zonas productivas del país, incluyendo la Costa Caribe.

El primero de los créditos aprobados corresponde a un financiamiento por parte del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) por 51.8 millones para la construcción del hospital público de Chinandega que tendrá modernos laboratorios, quirófanos y 300 camas.

Este crédito del BCIE será sumado a los 30 millones de dólares otorgados en calidad de préstamos por el gobierno de Kuwait, los que también ya fueron aprobados por los legisladores. El gobierno dispondrá de un contrapartida de 16 millones de dólares.

Carreteras de concreto hidráulico

Posteriormente se aprobó un crédito por 149.25 millones de dólares aportados por el BCIE para la construcción de 4 tramos carreteros que suman 127 kilómetros.

Entre estos tramos se encuentra el tramo entre Ciudad Darío y el municipio de Terrabona de 17.9 kilómetros, el Cerro Verde-El Portillo de 12.5 kilómetros para unir a los municipios de Jinotega, así como los ubicados entre el Rama-Empalme Kukra Hill-Laguna de Perlas (Caribe Sur) de 52.58 kilómetros y Río Blanco-Mulukuku-Siuna de 44.6 kilómetros (Caribe Norte).

De acuerdo a la iniciativa, el costo total de estos proyectos, ascienden a 271 millones de dólares, de estos 149.2 millones están siendo garantizados por el BCIE, otros 57 millones los aporta el Banco Mundial 57 millones, mientras el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) desembolsa 65.1 millones, más una contrapartida del gobierno por 3.2 millones.

De estos fondos, 120 millones serán dirigidos a la construcción de los tramos en la Costa Caribe, mismos que serán de concreto hidráulicos.

El Ministro de Transporte e Infraestructura (MTI) Pablo Fernando Martínez, señaló recientemente que estos proyectos están contemplados dentro del Plan Nacional de Desarrollo Humano que promueve el Gobierno Sandinista, para incrementar los niveles de vida de las comunidades rurales.