El Gobierno de Cuba rechazó las acciones unilaterales de Estados Unidos contra Venezuela, anunciadas el lunes por el presidente norteamericano, Barack Obama.

“¿Cómo amenaza Venezuela a Estados Unidos? A miles de kilómetros de distancia, sin armas estratégicas y sin emplear recursos ni funcionarios para conspirar contra el orden constitucional estadounidense, la declaración suena poco creíble y desnuda los fines de quienes la hacen”, señala el comunicado.

Cuba afirmó que la decisión estadounidense es una "represalia por las medidas adoptadas en Venezuela en defensa de su soberanía frente a los actos injerencistas de autoridades gubernamentales y del Congreso estadounidense".

Considera además que Estados Unidos efectúa estas acciones "en un año en que se realizarán elecciones legislativas en Venezuela". Asegura que el presidente Barack Obama no tiene argumentos para declarar a la nación suramericana como una "amenaza".

Cuba reiteró su incondicional apoyo “al gobierno legítimo del Presidente Nicolás Maduro y al heroico pueblo hermano de Venezuela. Así como Cuba nunca estuvo sola, Venezuela tampoco lo estará", finaliza el documento.