China anunció el lanzamiento de su propio sistema análogo del pago internacional en aras de reducir el papel del dólar y reforzar su divisa.

SWIFT es un sistema de mensajes entre entidades financieras, y a través de dicho sistema se intercambian transacciones interbancarias (órdenes de pago, remesas, créditos documentarios, mensajes en formato libre).

El nuevo sistema internacional de pagos será conocido como CIPS, para transacciones transfronterizas en yuanes y será implementado desde septiembre u octubre de 2015.

Rusia fue el primer primer país en implementar este sistema alternativo a fin de reducir los impactos negativos causados por las sanciones que le impuso Occidente.

El pasado 2014 la economía de China fue declarada como la primera en el mundo, dejando atrás a la estadounidense, indicó el Fondo Monetario Internacional (FMI).