Las autoridades del Ministerio de Salud, presentaron el reporte epidemiológico actualizado en el que se muestra una disminución en las principales enfermedades de esta temporada, además dieron a conocer avances de las acciones del plan verano que se ejecutan para proteger la salud de las familias veraneantes.

El doctor Carlos Sáenz, director de vigilancia para la salud, recordó que el sistema de salud ha fortalecido la vigilancia epidemiológica en las fronteras y a nivel de todo el país, para prevenir amenazas como el ébola.

En el caso del chikungunya, informó que en el país se registran 4 mil 40 casos, de los cuales mil 673 casos se han dado en lo que va del 2015.

También informó que en el caso del dengue se reportan 81% de casos menos que el año pasado. “Los lugares donde hemos tenido más casos han sido Managua, León, Matagalpa, Nueva Segovia y Estelí. Esta ha sido una lucha intensa que hemos venido desarrollando de manera articulada con acciones de fumigación, abatización y jornadas de destrucción de criaderos”, explicó.

En términos de leptospira el Minsa registra 13% de menos casos comparado con el año pasado y anuncia la segunda jornada de desratización para el mes de abril.

Enfermedades como la malaria, diarrea y neumonía, registran entre el 13 y el 31% de casos menos en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Avanzan acciones del Plan verano

La doctora Marta Reyes, directora de prevención de enfermedades, dio a conocer un breve informe sobre las acciones de vigilancia que realiza el Ministerio de Salud de cara al plan verano 2015.

Detalló que a la fecha se han realizado 6 mil 136 muestras de agua en lugares de aguas de consumo y en las aguas recreativas se han realizado 157 muestras de cloro residual.

También se han realizado pruebas a muestras bacteriológicas en lugares de recreación y 430 en aguas de consumo humano.

Reyes precisó que esta semana se han realizado 836 inspecciones higiénico sanitaria en bares, restaurantes, pulperías y expendios ambulantes de alimentos en balnearios y áreas de actividades religiosas, para un acumulado de 3 mil 159 inspecciones.

Además se han impulsado 90 jornadas de limpieza en diferentes balnearios y centros recreativos para una recolección total de mil 204 metros cúbicos de basura y se han distribuido más de 900 litros de cloro para un total acumulado de 3 mil 329 litros.

El Minsa también ha realizado capacitaciones con más de tres mil manipuladores de alimentos y se han actualizado 752 licencias sanitarias de manera permanente y 97 licencias temporales.

Asimismo, comentó que esta semana santa se brindará atención en salud desde los puestos cercanos a los puntos de recreación y dijo que 2 mil 800 trabajadores van a estar a la disposición de la población para atender la salud de las familias nicaragüenses.

Recomendaciones para proteger la salud frente a los cambios en el clima

Silvia Romero, cardióloga del hospital Manolo Morales, recomendó que en esta temporada de verano y de cambios en el clima, los pacientes hipertensos no deban auto medicarse.

Dijo que sentir la presión de calor no necesariamente equivale a tener la presión elevada. En ese sentido señaló que es importante tomar los medicamentos en el horario establecido y la dosis indicada.

También dijo que los pacientes hipertensos deben sentirse bien hidratados, debe mantener una buena alimentación y debe estar bien organizado con sois medicinas en orden al momento de salir.

Además recomendó vigilar la alimentación, ingiriendo comidas bajas en grasas y sal.

Por su parte el doctor Félix Sánchez, especialista en neumología, dijo que debido a los vientos y tolvaneras se está observando un incremento en las enfermedades respiratorias, recordando que los niños son los grupos más vulnerables de enfermedades como faringitis, amigdalitis y bronquitis.

Sánchez recomendó proteger a los niños en el momento en que está soplando el viento con mayor cantidad de polvo, además los niños deben estar bien hidratados porque eso hace que las vías respiratorias funcionen de mejor manera.

Finalmente recomendó a los padres no auto medicar a los niños pero si acudir a los centros de salud cuando los niños presenten dificultades respiratorias.